CCOO Región de Murcia denuncia que la Consejería de Educación incumple la materia de sensibilización y prevención de violencia de género

CCOO Región de Murcia denuncia que la Consejería de Educación incumple la materia de sensibilización y prevención de violencia de género

CCOO REGIÓN DE MURCIA DENUNCIA QUE LA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN INCUMPLE EN MATERIA DE SENSIBILIZACIÓN Y PREVENCIÓN DE VIOLENCIA DE GÉNERO

La Consejería de Educación sigue sin responder sobre sus incumplimientos con el Pacto Regional contra la Violencia de Género desde el año 2018.

La medida 8 del eje 1 del Pacto Regional contra la Violencia de Género 2018-2022 contempla que se presente a la Comisión contra la discriminación y la Violencia de Género de la Asamblea Regional un informe anual, elaborado por el  Consejo Asesor Regional contra la Violencia sobre la Mujer, en el que se reflejen datos, indicadores, actividades y evaluaciones realizadas.

El informe del Consejo Asesor Regional contra la Violencia sobre la Mujer para la Asamblea Regional correspondiente al año 2018 sigue dando vueltas desde su presentación en octubre del año 2019. En aquel momento CCOO presentó alegaciones al informe por la falta de transparencia y de rigor metodológico, destacando especialmente los incumplimientos de la Consejería de Educación.

Un año después, el informe vuelve al Consejo Asesor Regional contra la Violencia sobre la Mujer con la inclusión de escasos datos que causan escándalo, como el de la formación del alumnado durante el curso 2018-2019 que consistió en desarrollar actividades solo en 24 centros escolares de los más de 700 sostenidos con fondos públicos en la Región de Murcia. El dato de formación del profesorado es la oferta de 3 cursos, sin que se sepa cuánto profesorado se ha formado de entre las más de 25000 personas docentes.

El incumplimiento generalizado del Pacto Regional contra la Violencia de Género como por ejemplo la garantía de la coeducación, de la educación afectivo-sexual o del impulso del Plan Educativo de centro en Igualdad y contra la Violencia de Género, es grave, además de no saber que ha ocurrido con la financiación acordada para el cumplimiento de las medidas.

CCOO RM ha formulado reclamaciones públicas y por escrito mediante alegaciones, pero no ha obtenido respuestas. De hecho, es bastante frecuente que la persona representante de la Consejería de Educación no se digne ni a contestar cuando se le piden aclaraciones, despreciando así a una organización sindical que representa a miles de personas trabajadoras en la región, abandonando las normas básicas de interacción institucional y las que rigen el diálogo social.

Pero CCOO RM no va a dejar de lado la responsabilidad que tiene de informar a la ciudadanía del nulo interés que muestra la Consejería de Educación en la lucha contra las violencias machistas, y seguirá reclamando responsabilidades de la Administración educativa que tiene en su mano la clave de la lucha contra las violencias machistas: la educación.