CCOO y UGT denuncian la actitud abusiva de la patronal de supermercados

CCOO y UGT denuncian la actitud abusiva de la patronal de supermercados

CCOO y UGT denuncian la actitud abusiva de la patronal de supermercados

Tras 9 años sin convenio, 8 años sin subida salarial y 1 año y medio de negociaciones la patronal de supermercados tiene una posición inamovible ante la propuesta que han hecho UGT y CCOO.

Uno de los sectores económicos que más beneficios ha obtenido con lapandemia pretende eliminar derechos a su personal: Bajas laborales, salarios, periodos de prueba y aumento de sanciones.

Murcia, 14 de septiembre de 2022

CCOO SERVICIOS INFORMA

Tras varios años de bloqueo y posteriores meses de negociaciones, CCOO y UGT han asistido hoy a la mesa de negociación del convenio de detallistas de supermercados. Un convenio, que afecta a 3.000 personas, que lleva caducado desde 2013 y solo ha tenido una subida salarial del 3% en 2018 por un acuerdo puntual.

El planteamiento de la patronal es totalmente abusivo ya que pretende recortar derechos fundamentales de las personas trabajadoras y con subidas salariales totalmente insuficientes.

El principal punto de discordia es el complemento de “baja laboral”, que la patronal pretende suprimir para contingencias comunes desde el inicio del proceso. También propone incrementar los períodos de prueba a 2 meses y endurecer el régimen sancionador que está recogido en el Estatuto de los trabajadores.

Por si este intento de mermar derechos laborales conseguidos durante años no fuera suficiente, el incremento salarial propuesto es del 3% para todas las categorías, menos las más bajas en las que se aplicaría el 1,5%, con el argumento de que ya se les ha subido el sueldo con el incremento obligatorio al salario mínimo interprofesional fijado por el gobierno. Un sector donde la mayoría de las categorías profesionales están cobrando el SMI que son 1000 euros brutos.

Para CCOO y UGT resulta insultante que uno de los sectores económicos que mayores beneficios ha presentado en sus cuentas de resultados, que además está alzando los precios de venta al público no siempre con causa justificada, con una subida general de los precios del 13,8% o en alimentos tan básicos como los huevos un 22%, pan 15%, aceite 24%, harina 40%, concluyendo que no hay ni un solo producto de la compra que mantenga el precio de hace un año.

Hay que recordar que el personal afectado es el de los supermercados, aquel personal que trabajó durante toda la pandemia, de cara al público, en contacto con toda la ciudadanía y sin protección adecuada en los momentos de mayor mortandad, cuando menos se conocía de la forma de actuar del COVID19. El trabajo de todas estas personas ha supuesto beneficios para las empresas que están sentadas en la mesa de negociación: SuperDumbo, DIA, Más y Más, Dialprix y Spar. Sin tener,si quiera, un reconocimiento de las mismas, y ahora que se negocian sus condiciones laborales para los próximos años, no solo no enmiendan esa falta de reconocimiento si no que, además, pretende recortar salarios y derechos, sin que repercuta sus beneficios en las personas trabajadoras.

A juicio de los sindicatos de clase la reticencia de las patronales a subir los salarios está provocando un problema de desigualdad social, donde las rentas más bajas son las que destinan más dinero a la cesta de la compra. Mientras que la inflación está a 10.5% la media de los salarios está creciendo en un 2.3% de media, una divergencia totalmente insostenible. Para las organizaciones sindicales la patronal está contribuyendo al empobrecimiento social.

UGT y CCOO no están dispuestas a asumir propuestas que no son razonables y que entienden que solo contribuyen a que aumente a generar más desigualdad.

Por todo ello, si la patronal no reconsidera su actitud y se sienta a negociar propuestas dignas, justas y equilibradas CCOO y UGT anuncia que realizarán movilizaciones. Los sindicatos no están dispuestos a que, un año más, no se suban los salarios a las más de 3000 personas trabajadoras que están afectadas por este convenio.