Ciudadanos propone abandonar las hostilidades políticas y acordar un Plan de Choque económico de dos años

Ciudadanos propone abandonar las hostilidades políticas y acordar un Plan de Choque económico de dos años

Ciudadanos propone abandonar las hostilidades políticas y acordar un Plan de Choque económico de dos años

El partido liberal cree que sólo si los políticos gobernantes se aprietan el cinturón y acuerdan un Plan de Choque urgente con reformas estructurales, se puede aliviar el bolsillo a las familias, autónomos, trabajadores y pymes para abordar la enorme crisis por la invasión rusa de Ucrania

Murcia, jueves 24 de marzo de 2022. Ciudadanos ha propuesto en el Congreso de los Diputados aparcar las hostilidades y la polarización política para afrontar juntos la enorme crisis económica que ya se está dejando notar por la invasión rusa de Ucrania, y acordar entre todos un Plan de Choque urgente de dos años. El partido liberal insiste en que solamente el diálogo entre diferentes proporcionará un camino constructivo hacia un futuro mejor, y que se necesita abordar las reformas estructurales y gestionar el futuro a corto y medio plazo de España mediante pactos de Estado por una situación jamás antes vivida y que amenaza nuestro sistema de convivencia.

El gobierno parece congelado, incapaz de dar respuesta a este nuevo y grave problema, incapaz de reunirse con los sectores afectados, que son casi todos, e incapaz de articular mesas de diálogo con la oposición, a la que sólo pide que espere, y quiere hacer cómplice de su parálisis”, ha declarado María José Ros Olivo, coordinadora autonómica de Ciudadanos en la Región de Murcia.

Además ha destacado que López Miras tampoco hace nada, y solamente de él depende que se adapten los tramos del IRPF autonómico a las rentas de los murcianos, que están pagando más de lo que deberían. Entre un gobierno del PP y otro del PSOE, enfrentados y sin voluntad de llegar a acuerdos,los que sufren son los mismos de siempre, los trabajadores y la clase media”, ha indicado Ros.

Los estragos económicos de la crisis derivada de la pandemia covidsituaron a España como el país de la zona euro peor parado en pérdida de PIB, y cronificaron problemas estructurales como las tasas más elevadas de desempleo en la UE. La Unión Europea, a través de los fondos activados con carácter excepcional, debía permitir a España una inyección presupuestaria destinada a paliar los efectos más adversos en materia económica derivados de la crisis de la COVID-19, pero el gobierno no ha realizado las ambiciosas reformas estructurales que se pedían y en lugar de empezar a notar la recuperación económica, la subida del precio de la energía ha hecho imposible que los hogares españoles vieran luz al final del túnel.

Así, Ros ha señalado que la invasión de Ucrania por parte de Rusia ha cogido a España sin los deberes hechos, y las consecuencias económicas derivadas de la guerra iniciada por Vladimir Putin están siendo ya devastadoras.

En estas circunstancias, la urgencia de millones de españoles a quienes no se le pueden exigir más años de sacrificios requiere:

A) Un Plan de Choque a corto plazo que alivie el bolsillo de familias, trabajadores y empresas.

B) Una senda de reformas estructurales que preparen a nuestro país para el nuevo escenario energético.

C) Una apuesta decidida por una política de pactos de Estado para gestionar el presente y el futuro del país en esta crisis.

Las medidas a corto plazo en el Plan de Choque deben incluir:

- Deflación del IRPF tanto a nivel nacional como autonómico para evitar un doble castigo a los trabajadores por la inflación.

- Bajada temporal de impuestos a los carburantes en la línea de lo que ya han anunciado países de nuestro entorno como Francia o Portugal.

- Prorrogar la bajada del IVA a la electricidad hasta finales de 2022.

Las reformas estructurales deben incluir, como mínimo:

- Reformar la tarifa regulada de la energía (PVPC) para desligarla del precio diario del mercado mayorista.

- Sacar las centrales de gas del pool para abaratar la factura de la luz.

- Prolongar la vida útil de las centrales nucleares existentes en España.

- Inversión en energías renovables, eliminando trabas burocráticas y homogeneizando la normativa entre CCAA.

- Apostar por la hibridación de parques, combinando la energía solar con otras.

- Instalar paneles fotovoltaicos en todos los edificios públicos de España.

- Aprovechar los fondos europeos para ser pioneros a nivel mundial en la mejora del almacenamiento de la energía.

- Buscar enclaves donde poder instalar nuevos aprovechamientos hidroeléctricos.

- Aumentar la capacidad de las interconexiones eléctricas y los gasoductos con el resto de Europa.

- Reducir la dependencia de nuestra economía de combustibles fósiles.

- Aumentar la competencia entre gasolineras.

- Eliminar las barreras regulatorias innecesarias a la apertura de estaciones de servicio automáticas.

- Impulsar el transporte de mercancías por tren, para reducir el consumo de combustibles en el sector logístico.

- Acelerar la electrificación del parque móvil.

- Compromiso de no cargar la recuperación económica sobre la clase media y trabajadora, perjudicando la creación de empleo y empresas.

Los pactos de Estado deben buscarse entre todos para, como mínimo:

- Defender juntos la democracia liberal como el sistema que más derechos, libertades y progreso ha traído a la humanidad.

- Incrementar la inversión nacional en Defensa hasta el 2% del PIB

- Ahorrar a los españoles el coste de los ministerios vacíos de contenido

- Armar una mayoría de gobierno nacional y autonómico amplia para abordar la nueva crisis económica y poder salir lo mejor posible de ella.