La Comunidad reúne a una treintena de profesionales para reforzar la atención integral de menores víctimas de violencia sexual

La Comunidad reúne a una treintena de profesionales para reforzar la atención integral de menores víctimas de violencia sexual

La Comunidad reúne a una treintena de profesionales para reforzar la atención integral de menores víctimas de violencia sexual 

 

El objetivo es desarrollar un modelo de atención centralizada y respetuosa con las necesidades de los menores

 

La Comunidad ha iniciado unas sesiones de trabajo con profesionales implicados en la protección de la infancia y la adolescencia para desarrollar un protocolo de actuación que permita proteger a los menores que hayan sido víctimas de violencia sexual y ofrecerles toda la atención integral que requieren desde una unidad centralizada y a través de un equipo de profesionales especializados y coordinados entre sí.  

Este es el objetivo que se ha marcado la Consejería de Política Social, Familias e Igualdad, a través de la Dirección General de Familias, Infancia y Conciliación, para garantizar que todos los niños y niñas víctimas de violencia, incluida la explotación y el abuso sexual infantil, participen en un proceso jurídico asistencial amigable y respetuoso con sus necesidades. 

En total, una treintena de profesionales pertenecientes a las áreas de Servicios Sociales, Sanidad, Justicia, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y Educación, han participado en este primer encuentro del programa ‘Avance hacia Barnahus’, de la Fundación Márgenes y Vínculos.  Durante la jornada compartieron experiencias y las labores que realizan dentro de sus respectivos departamentos con el fin de unificar criterios y protocolos de actuación.  

El secretario general de la Consejería de Política Social, Leopoldo Olmo, y la directora general de Familias, Infancia y Conciliación, María Luisa Lozano, inauguraron la primera sesión de este programa de avance informativo que se prolongará hasta finales de año y que concluirá con la elaboración de un modelo de acuerdo institucional donde queden recogidos los objetivos, compromisos, funciones y responsabilidades de cada uno de los departamentos participantes.  

Dicho programa de avance servirá para conformar los cimientos hacia un modelo de atención a la infancia que permitirá que los menores no tengan que desplazarse a los diferentes servicios implicados en el caso, ni rememorar repetidamente su historia, con el fin de facilitar su recuperación y evitar que tengan que ir al juicio oral.