Concluyen las obras de reparación del antiguo convento de San José de Caravaca de la Cruz

Concluyen las obras de reparación del antiguo convento de San José de Caravaca de la Cruz

Concluyen las obras de reparación del antiguo convento de San José de Caravaca de la Cruz

 

La actuación, presupuestada en 200.000 euros, forma parte del proyecto de rehabilitación integral del conjunto conventual para impulsar su uso turístico y cultural

 

La Consejería de Turismo, Cultura, Juventud y Deportes ha concluido las obras de reparación del antiguo convento de San José de las Carmelitas Descalzas de Caravaca de la Cruz, que  concluyeron este mes de diciembre y cuyo objetivo ha sido asegurar la conservación e integridad del inmueble, declarado Bien de Interés Cultural, BIC, y evitar amenazas de colapso en algunos elementos constructivos.

Las obras en este inmueble, que adquirió la Comunidad Autónoma por 800.000 euros, han tenido carácter urgente y fueron autorizadas por la Dirección General de Patrimonio Cultural. Se iniciaron el pasado mes de julio y han contado con un presupuesto de aproximadamente 200.000 euros.

Los trabajos se enfocaron en los elementos constructivos del convento en peor situación. Entre las actuaciones llevadas a cabo destaca la consolidación y restauración de la espadaña, la restauración del lucernario de acceso y de los pináculos deteriorados y la recolocación de la cruz original.

También se ha arreglado el encuentro de las cubiertas del pabellón de regidoras y la Casa Fundacional, la tapia norte, el tejaroz, las buhardillas, la viga cumbrera y cubiertas de la Casa de las Mandaderas, con impermeabilización y reconstrucción de los tejados.

Además, se ha aliviado de sobrecargas los forjados de madera de la Casa de las Mandaderas, eliminando falsos techos, pavimentos y tabiquerías modernas, recuperando así la configuración espacial de las estancias.

Estos trabajos forman parte del proyecto de rehabilitación integral del conjunto conventual para potenciar su uso turístico y cultural, que se ejecuta con fondos Next Generation de la UE para rehabilitación de patrimonio de uso turístico de 2,7 millones de euros, y que además de las obras de emergencia, incluye la intervención arqueológica previa ya realizada, una batería de obras de rehabilitación no urgentes entre las que también se incluyen acabados interiores, restauración de pinturas de la iglesia, colocación de ascensor y aseos, renovación de instalaciones, iluminación y climatización, entre otras.