El Ejecutivo regional denuncia que el Gobierno central “vuelve a recortar de forma arbitraria el envío de agua para riego a través del Trasvase”

Logo Comunidad
Logo Comunidad
El Ejecutivo regional denuncia que el Gobierno central “vuelve a recortar de forma arbitraria el envío de agua para riego a través del Trasvase”

El Ejecutivo regional denuncia que el Gobierno central “vuelve a recortar de forma arbitraria el envío de agua para riego a través del Trasvase” 

 

Le acusa de reducir el trasvase para regadío en más de un 50 por ciento “por motivos claramente electoralistas, ignorando los criterios técnicos” 

 

El Gobierno regional denunció hoy el recorte al envío de agua a través del Acueducto Tajo-Segura correspondiente a junio, “reduciéndolo a 15 hectómetros cúbicos, cuando la Comisión Central de Explotación había recomendado un envío de 20 hectómetros al encontrarnos en nivel 3”. 

El director general del Agua, José Sandoval, explicó que “la propia Comisión Central de Explotación ha puesto de manifiesto que se va a materializar el nivel 3 durante todo el trimestre, pudiéndose trasvasar el volumen máximo mensual de 20 hm3. Así, el sistema finalizaría el trimestre con unas reservas de unos 445 hm3 y a lo largo del trimestre junio-agosto se podrían trasvasar 60 hm3 como máximo”. 

Sin embargo, "vuelven a recortar de forma arbitraria y sin más argumentos que los políticos, obviando a los técnicos, esos 20 hectómetros propuestos, que pasan a ser 15, provocando un grave perjuicio en los consumidores, agricultores, ganaderos o industrias de la Región de Murcia", afirmó José Sandoval. 

El director general del Agua aseguró que "la ministra Ribera vuelve, una vez más, a ignorar los criterios técnicos establecidos por un centro de reconocido prestigio internacional como es el CEDEX, y recorta el trasvase para regadío en más de un 50 por ciento, por motivos claramente electoralistas, carentes de todo sustento, como viene haciendo de forma recurrente, basándose en artimañas sin fundamento, y, además, en un momento en que los embalses de cabecera acumulan volúmenes a 1 de junio por encima de los 600 hm3”. 

"Lo que comenzó siendo una decisión circunstancial del Gobierno de Sánchez, se ha convertido en un castigo permanente, atentando contra el principio de igualdad y privando a Murcia, Almería y Alicante de un recurso básico para su desarrollo social y económico", concluyó.