El Gobierno regional presenta dos proyectos forestales para implementar el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático 2021-2030

El Gobierno regional presenta dos proyectos forestales para implementar el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático 2021-2030

El Gobierno regional presenta dos proyectos forestales para implementar el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático 2021-2030 

 

Green Boost y Spartaria, que así se denominan, se presentaron en la convocatoria de ayudas de la Fundación Biodiversidad 

 

El Gobierno regional presenta dos proyectos forestales en la convocatoria de ayudas de la Fundación Biodiversidad para la realización de acciones que contribuyan a implementar el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático 2021-2030. El Ministerio tiene que pronunciarse sobre si acepta o no las propuestas antes de que finalice el año (tiene seis meses), salvo que, de forma excepcional, este plazo tenga que ser prorrogado mediante una resolución de la dirección de la Fundación Biodiversidad. 

La Región de Murcia cuenta con una superficie forestal arbolada de más de 300.000 hectáreas y en los últimos años ha aprobado los planes técnicos de gestión equivalentes a un 96,86 por ciento de su superficie forestal pública y la certificación de 24.591,02 hectáreas de la misma. 

“Uno de los objetivos del Gobierno regional este año es impulsar la bioeconomía forestal a través de los fondos europeos. El aprovechamiento sostenible e integral de los bioproductos como impulso a la bioeconomía forestal en un contexto de cambio climático, contribuirá de forma muy positiva a la mitigación de la despoblación en áreas rurales, muy acusada, por ejemplo, en la Comarca del Noroeste de la Región”, argumentó la directora general de Medio Natural, María Cruz Ferreira. 

Uno de los proyectos se denomina Green Boost, ‘Fomento del empleo verde y bioeconomía forestal de la Región de Murcia. Para una transformación a sistemas resilientes y una economía baja en emisiones de carbono’, y se centrará en la Comarca del Noroeste. Esta propuesta se basa en una transformación integral del sector forestal murciano, dando un impulso a la gestión forestal, al asociacionismo y a la producción de energía verde, mediante acciones desempeñadas por distintas entidades especializadas. 

Entre las acciones a llevar a cabo destacan el desarrollo de una red experimental como base del proyecto, la digitalización de recursos forestales, la creación de un centro tecnológico forestal como lugar de referencia, el fomento de la planificación y la certificación de la cadena de valor del aprovechamiento sostenible de recursos forestales, la formación de un comité científico técnico, y la implantación de una planta de producción de energía verde a partir de bioproductos, que favorecerá el emprendimiento verde, la transición ecológica y la reducción de la huella de carbono. 

Los participantes junto a la Comunidad son la Asociación Propietarios Forestales de la Región de Murcia (Profomur), Empresas Forestales de la Región de Murcia, la Universidad Politécnica de Valencia y el Colegio Oficial de Ingenieros de Montes. 

Por su parte, el Proyecto Spartaria, también pendiente de aprobación, versará sobre los nuevos modelos que propicien la diversificación y el aprovechamiento forestal rentable durante todo el año, favoreciendo la resiliencia de las masas forestales y el empleo verde para las zonas forestales del entorno de Cartagena, aunque también lleva acciones de referencia en Calasparra y Moratalla. 

Su objetivo es adaptar los entornos forestales al cambio climático fomentando su multifuncionalidad y los beneficios ecosistémicos. Así, el proyecto busca la restauración de las masas forestales para el fortalecimiento de tres pilares de la economía rural como son el turismo, la industria del esparto y las aromáticas. Además, “pretende contribuir a la generación de empleo verde local, aumentar la capacitación en proyectos de bioeconomía forestal y fomentar la participación de las mujeres en el ámbito de la economía forestal a través de la formación y el emprendimiento”, indicó María Cruz Ferreira. 

Los participantes son la Comunidad, el Ayuntamiento de Cartagena, la Asociación Empresarial Centro Tecnológico de la Energía y del Medio Ambiente de la Región de Murcia y la Asociación de Naturalistas del Sureste. 

“Se trata de dos propuestas sólidas, sostenibles y transformadoras que, en caso de ser aprobadas, pueden suponer un gran impulso para la bioeconomía en la Región de Murcia a través del fomento de masas forestales resilientes al cambio climático y la dinamización del sector forestal murciano”, concluyó la directora general.