La Arrixaca comienza a realizar estudios pediátricos de polisomnografía para el diagnóstico de trastornos del sueño en niños 

La Arrixaca comienza a realizar estudios pediátricos de polisomnografía para el diagnóstico de trastornos del sueño en niños 

La Arrixaca comienza a realizar estudios pediátricos de polisomnografía para el diagnóstico de trastornos del sueño en niños

Más de 100 menores con trastornos de origen neurológico y respiratorio serán estudiados este año

El Servicio de Neurofisiología Clínica del hospital clínico universitario Virgen de la Arrixaca ha comenzado a realizar estudios de videopolisomnografía en niños, para el diagnóstico de los trastornos del sueño.

La puesta en marcha de estas pruebas en pacientes pediátricos ha sido posible tras la renovación tecnológica y nuevas inversiones del Servicio de Neurofisiología Clínica de la Arrixaca, lo que ha permitido incrementar su cartera de servicios.

El consejero de Salud, Juan José Pedreño, visitó hoy el Servicio de Neurofisiología, que incorpora estas pruebas de sueño en niños.

Hasta ahora, estos estudios solo se realizaban en el hospital general universitario Reina Sofía. Ahora se comienza en la Arrixaca, donde se atenderá a los pacientes infantiles de las áreas III (Lorca), IV (Noroeste) y V (Altiplano), y los niños pueden ser derivados por los neumólogos pediátricos y neuropediatras de cada área. A tal efecto, las enfermeras de la Arrixaca ya han recibido formación en el hospital Reina Sofía.

El trastorno del sueño más conocido es la apnea, pero hay muchas otras alteraciones del sueño de origen neurológico y respiratorio que precisan ser estudiadas y tratadas, ya que la falta de descanso continuado tiene importantes consecuencias en el desarrollo del niño, especialmente en el estado de ánimo y capacidades cognitivas, y por tanto, en el aprendizaje.

El consejero explicó que “el Servicio de Neurofisiología de la Arrixaca da respuesta a esta necesidad con los estudios de polisomnografía completa nocturna vigilada, que pueden ser complementados con otros, como los test de latencias múltiples del sueño”.

La polisomnografía es una técnica que se realiza para observar el sueño del paciente durante la noche. Registra la actividad cerebral y otras actividades biológicas, como la respiración, la actividad del corazón, el movimiento de las piernas o el oxígeno en sangre durante el sueño. Para realizar este estudio es necesaria la estancia hospitalaria de una noche. Se estima que más de 100 niños serán estudiados en 2023.

Al niño objeto de estudio se le colocan electrodos en la cabeza y el cuerpo para recoger su actividad cerebral, respiración, ronquido, frecuencia cardíaca y movimientos corporales. Todos esos detalles quedan registrados para la posterior interpretación de los profesionales.

Por otra parte, la prueba de latencias múltiples o de somnolencia diurna se realiza cuando aparece somnolencia excesiva durante el día y resulta de utilidad para diagnosticar la narcolepsia.

Control del sueño en adultos

Por otra parte, en la Unidad del Sueño, dependiente del servicio de Neumología, se realizan las pruebas a adultos con patología neumológica. En 2021 se llevaron a cabo 1.300 estudios nuevos del sueño, 300 de ellos presenciales en el hospital y 1.000 en domicilio.

Para el seguimiento de los crónicos ya diagnosticados se llevaron a cabo 1.400 oximetrías (procedimiento por el que se mide el porcentaje de oxígeno que está siendo transportado en la circulación sanguínea) y 800 optimizaciones de los tratamientos en curso.