La Comunidad cofinancia obras de modernización y mejora energética de los regantes de La Santa Cruz de Abanilla

La Comunidad cofinancia obras de modernización y mejora energética de los regantes de La Santa Cruz de Abanilla

La Comunidad cofinancia obras de modernización y mejora energética de los regantes de La Santa Cruz de Abanilla

El consejero Antonio Luengo visita la actuación, que cuenta con una inversión de 1,5 millones, y sostiene que “la mejor respuesta ante la falta de agua es producir con la máxima calidad y menor coste hídrico”

 

La mejora de la capacidad de regulación de caudales de la Comunidad de Regantes La Santa Cruz, en Abanilla, con el fin de reducir el estres hídrico que sufren los cultivos en períodos de restricción de agua, así como la generación de energía renovable para la alimentación de la infraestructura de riego y la mejora de la eficiencia energética de la misma ha sido el propósito de la inversión de cerca de 1,5 millones de euros cofinanciados por la Comunidad Autónoma, según informó el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca, Medio Ambiente y Emergencias, Antonio Luengo, durante su visita a las obras realizadas.

Luengo, que estuvo acompañado por el alcalde de Abanilla, José Antonio Blasco, enfatizó sobre “la importancia que alcanza en nuestra Región la mejora, modernización y consolidación de regadíos, porque es la mejor respuesta que podemos dar a la falta de agua: producir lo mejor con el mínimo coste hídrico, a la vez que la mejor inversión que se puede hacer por parte de los regantes con el apoyo de las administraciones”.

Para alcanzar los fines propuestos, se ha construido una nueva balsa de regulación de 200.000 metros cúbicos de capacidad, dotada de cubierta antievaporación, una instalación solar fotovoltaica para alimentación de grupos de bombeo y la mejora de la eficiencia energética de la infraestructura comunitaria de riego.

La Comunidad de Regantes La Santa Cruz cuenta con una superficie regable y beneficiada por la inversión de algo más de 940 hectáreas y cuenta con 326 comuneros. Predomina el cultivo de cítricos, que ocupa cerca del 84 por ciento de la superficie total, aunque también cuenta con frutales y olivo.

Con las obras ejecutadas se consigue la mejora de la eficiencia energética de la infraestructura de riego, que permite reducir el consumo de energía de la comunidad de regantes en casi un 15 por ciento; la generación de energía renovable para abastecimiento, pues se incluyen dos plantas solares fotovoltaicas, con una potencia total instalada de 213 kW, destinadas a la alimentación de la infraestructura de riego; y el aumento de la capacidad de regulación de los caudales de riego gracias a la construcción de la balsa de regulación de 200.000 metros cúbicos.

La actuación está cofinanciada por los fondos europeos Feader, en un 63 por ciento; por la Comunidad Autónoma, en un 25,90 por ciento; y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en un 11,1 por ciento.