La Comunidad impulsa las infraestructuras de observación de la biodiversidad para proteger el ecosistema marino del Mar Menor

La Comunidad impulsa las infraestructuras de observación de la biodiversidad para proteger el ecosistema marino del Mar Menor

La Comunidad impulsa las infraestructuras de observación de la biodiversidad para proteger el ecosistema marino del Mar Menor

A través del Observatorio del Mar Menor, la Administrador regional ha invertido desde 2021 en adquisición de conocimiento, divulgación e infraestructuras 3 millones, y en 2023 destinará más de 3,1 millones

Los trabajos que lleva a cabo están integrados en las redes europeas de observación y plataformas de integración de datos, con los que comparte, además de los conocimientos, los avances tecnológicos

La Comunidad impulsa infraestructuras para la observación de la biodiversidad y el ecosistema marino del Mar Menor con la finalidad de conocer de forma permanente su estado ecológico, facilitar la toma de decisiones y contribuir de esta manera a su protección y recuperación.

El consejero de Medio Ambiente, Mar Menor, Universidades e Investigación, Juan María Vázquez, destacó durante la jornada llevada a cabo con integrantes de redes y consorcios europeos de observación e infraestructuras que “el Mar Menor se encuentra actualmente entre las lagunas costeras más estudiadas y, para hacerlo posible, se ha realizado un aumento de las tomas de muestras, incorporado sensores de última generación, tecnología de transmisión de información en tiempo real y un sistema de análisis de datos que usa inteligencia artificial, que será capaz de crear predicciones”.

Vázquez señaló que “estas medidas, basadas en el conocimiento y en la ciencia, permiten un mayor control y seguimiento del estado ecológico, gracias al sistema de monitorización integral implementado que aborda la calidad del ecosistema y la respuesta del sistema a la eutrofización, con un mayor número de análisis y de parámetros monitorizados de la columna de agua”.

El Observatorio del Mar Menor ha ampliado los puntos de control, las tomas de muestra y análisis de datos a diversas localizaciones en el interior del ecosistema y en el mar abierto, así como en parcelas agrícolas, pozos o balsas, a través de estaciones meteorológicas, análisis de imágenes vía satélite o con la incorporación de nuevos sensores de última generación que transmiten la información en tiempo real.

Además, ha desarrollado, a través del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Medioambiental (IMIDA), una plataforma de gestión y análisis de la información que incorpora de forma novedosa diversas fuentes de datos, que se suman a las utilizadas hasta el momento, como las sondas multiparamétricas (CTD), los datos hidrológicos e hidrogeológicos de la CHS y la Comunidad, los que proporcionan los servicios climáticos de diferentes redes como las de AEMET, la CHS o del propio IMIDA, imágenes satelitales del programa Copernicus, boyas oceanográficas, así como las boyas instaladas de forma permanente en diferentes puntos del fondo y superficie del Mar Menor que realizan mediciones de forma continua las 24 horas al día los 365 días del año.

“Para permitir que la información procedente de los trabajos de observación del Mar Menor se comparta con los científicos y los usuarios públicos y privados a nivel europeo, el Observatorio del Mar Menor está integrado en las redes de observación y plataformas de integración de datos europeas”, apuntó el consejero.

El Gobierno regional ha invertido desde 2021, a través del Observatorio del Mar Menor, 2.985.595 euros en adquisición de conocimiento mediante monitorización y modelado, coordinación y promoción científica, divulgación e infraestructuras, y para este año destinará 3.137.902 euros.

A esta inversión hay que añadir los trabajos desarrollados en colaboración con la UMU y la UPCT, a los que ha destinado la Dirección General del Mar Menor 2.599.336 euros, además de los 850.000 previstos en el presente ejercicio.