La Policía Nacional ha detenido en Murcia a dos hombres que engañaban a mujeres en situación irregular

La Policía Nacional ha detenido en Murcia a dos hombres que engañaban a mujeres en situación irregular

En Murcia

Nota de prensa

La Policía Nacional ha detenido dos hombres que engañaban a mujeres en situación irregular

Utilizaban el falso pretexto de cuidar un anciano desvalido a cambio de un contrato de trabajo que facilitaría su regularización en España

Uno de los detenidos hacia la selección y las llevaba al domicilio del otro detenido

En el domicilio del anciano, este abusaba de las mujeres que iban cuidarlo

Murcia 17 de julio de 2020. La Policía Nacional ha detenido dos hombres españoles de 63 y 83 años, como presuntos autores de Delito contra los trabajadores, Coacciones, Detención ilegal, Abuso y Agresión sexual.

La investigación llevada a cabo por el Grupo UFAM, grupo competente en investigaciones de delitos graves contra la libertad sexual, ha conseguido identificar a ocho víctimas, todas ellas mujeres extranjeras en situación irregular.

Generaban esperanzas de obtener un contrato para regularizar su situación

La captación de victimas se realizaba por el más joven, el detenido de 63 años, que ofrecía un trabajo como cuidadora de un anciano en una pedanía murciana.

Una vez en el domicilio del segundo detenido, el supuesto desvalido de 83 años, generaba un clima hostil y de temor en las victimas, amenazándolas de que las acusaría de robos y haría que las expulsaran del país, si no accedían a sus deseos sexuales.

El daño a las víctimas era doble, sexual y económico

Las victimas no solo sufrían los abusos sexuales, sino que además ni recibían contrato, ni les pagaban, generando el consiguiente perjuicio económico a estas extranjeras que se encuentran en una situación precaria.

Mismo modus operandi con distinto tipo de victimas

Durante el pasado año 2019, los detenidos ya habían sido detenidos por hechos de similar naturaleza, cometidos entoncescontra chicas menores de edad.

Los dos detenidos se encontraban en libertad pese haber quebrantado en varias ocasiones las ordenes de alejamiento impuestas por las autoridades judiciales, libertad que aprovecharon para continuar cometiendo ilícitos penales, con el pretexto de que esta vez al ser mayores de edad no pasaba nada.

Finalmente los dos españoles de 63 y 83 años de edad, detenidos fueron puestos a disposición judicial el pasado 15 de julio, quedando nuevamente en libertad.