La Policía Nacional inspecciona dos clubs de alterne en la Región de Murcia que continuaban abiertos a pesar de las restricciones por el COVID

La Policía Nacional inspecciona dos clubs de alterne en la Región de Murcia que continuaban abiertos a pesar de las restricciones por el COVID

Una operación policial con un doble objetivo. La lucha contra la trata de seres humanos y la contención del virus en la Región de Murcia

La Policía Nacional inspecciona dos clubs de alterne en la Región de Murcia que continuaban abiertos a pesar de las restricciones por el COVID

Un operativo policial que culminó con sanciones en el marco sanitario sobre los clubs por incumplir lo establecido en el Decreto-Ley 08-2020. A pesar de las restricciones, continuaban ejerciendo su actividad con total normalidad, en ocasiones, hasta 24 horas al día

Además de las sanciones por la actividad no permitida, los agentes propusieron para sanción a cinco personas, tres de ellas por no llevar mascarilla, otro por tenencia de sustancia estupefaciente, y una última, por portar un arma blanca

Murcia, 08 de octubre de 2020. La Policía Nacional ha llevado a cabo un operativo en la Región de Murcia en el marco de la lucha contra la trata de seres humanos con un doble objetivo, la localización y protección de víctimas, y la contención del virus.

La Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras tuvo conocimiento de la existencia de varios clubs en la Región de Murcia que podrían estar ejerciendo su actividad a pesar de las restricciones por la crisis sanitaria. Con esta información en poder de la policía se estableció el día 06 de octubre un operativo en el que participaron especialistas en la lucha contra la trata y agentes de la Unidad de Prevención y Reacción.

El resultado de esta operación fue la inspección de dos clubs de alterne en las localidades de Cartagena (Murcia) y Sucina (Murcia), locales que fueron sancionados en el marco sanitario por incumplir lo establecido en el Decreto-Ley 08-2020, pues la Policía Nacional comprobó in situ que continuaban ejerciendo su actividad con total normalidad. Además, también se propusieron para sanción a cinco personas, tres ellas no estaban haciendo uso de la mascarilla cuando los agentes irrumpieron en los establecimientos, otra tenía en su poder sustancia estupefaciente, y la última, llevaba consigo un arma blanca.