López Miras destaca que “la Región es la que más crece desde la pandemia” porque “ser un espacio de libertad económica da resultado”

López Miras destaca que “la Región es la que más crece desde la pandemia” porque “ser un espacio de libertad económica da resultado”

López Miras destaca que “la Región es la que más crece desde la pandemia” porque “ser un espacio de libertad económica da resultado”

Afirma ante la Asociación Valenciana de Empresarios que ambas autonomías necesitan “infraestructuras para posicionarnos, financiación para unos servicios de calidad y agua para vivir y crecer”

 

El presidente reivindica a los empresarios como “el mejor escudo social” del país frente “a quienes los señalan y los hostigan”, y habla de “integrismo hídrico” del Gobierno central contra el trasvase

El presidente del Gobierno regional, Fernando López Miras, afirmó hoy durante su participación en el pleno de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) que “la Región de Murcia es la comunidad que mayor crecimiento económico ha registrado desde la pandemia”, ya que cerró 2022 con un PIB 2,84 puntos superior al de 2019, “y ello se debe a que las medidas para consolidarnos como un espacio de libertad económica están dando resultado”.

En el acto celebrado en Alicante, López Miras reivindicó a los empresarios como “el mejor escudo social” del país frente “a quienes los señalan y lanzan campañas de hostigamiento contra ellos”. Precisamente para facilitar la actividad empresarial que ha permitido ese mayor crecimiento del PIB desde 2019, López Miras afirmó que la Región de Murcia ha puesto en marcha “medidas sencillas pero efectivas que generan confianza, estabilidad y seguridad”. Algunas de esas iniciativas son “la tercera ley de simplificación administrativa para ponérselo fácil a quienes quieren invertir” o “las bajadas de impuestos para aliviar la economía de las familias”.

“En Moncloa estudian todos los días qué nuevo impuesto pueden poner en marcha, pero mi Gobierno tiene instrucciones claras de reducir la carga fiscal a los ciudadanos siempre que podamos”, afirmó el presidente, quien cifró en 1.200 millones de euros el ahorro para los ciudadanos de la Región acumulado desde 2018 gracias a esas bajadas fiscales.

Además, el jefe del Ejecutivo se reafirmó en que “menos impuestos supone más actividad, y a mayor actividad, mayor recaudación, como demuestra el hecho de que entre 2018 y 2021, la recaudación tributaria neta de la Región creció casi cuatro veces más que la del conjunto del país”.

En paralelo a las medidas de simplificación y bajada fiscal, López Miras recordó al sector empresarial valenciano algunas de las fortalezas de la Región que han impulsado su crecimiento económico, como “contar con un sector agroalimentario que exporta el 20 por ciento del volumen de frutas y verduras españolas; ser la primera provincia española en exportación de estos productos; ser la segunda mayor flota española de transporte por carretera, la primera si hablamos de transporte frigorífico, o acoger en el valle de Escombreras el mayor polo petroquímico de Europa”.

Trasvase, Corredor Mediterráneo e infrafinanciación

En su intervención, el presidente también puso sobre la mesa las reivindicaciones que unen a la Comunidad Valenciana y la Región de Murcia, concretamente “infraestructuras para posicionarnos, financiación para unos servicios de calidad y agua para vivir y crecer”. En este sentido, alertó de que la política del Gobierno central en estas y otras cuestiones de Estado es “el divide y vencerás”, a la vez que “alimentar el enfrentamiento” entre territorios. Frente a este rumbo, llamó a recuperar la noción de “proyecto común como sociedad”.

Por lo que respecta al agua, y en referencia específica al “premeditado cierre del Tajo-Segura que se cierne sobre nosotros”, López Miras lamentó que “han decidido acabar con el motor económico del Levante español, y hacerlo sin calibrar el alcance que tiene esta injusticia en el futuro de nuestro país”. Para el presidente, el Gobierno central ha ejecutado este recorte “en contra de la opinión de los expertos” y “mintiendo, porque la desalación es inviable como alternativa”.

Sin embargo, anunció que “no me voy a quedar de brazos cruzados” ante lo que calificó como “una especie de integrismo hídrico de Pedro Sánchez y Teresa Ribera”, y por ello la Región de Murcia “acudirá al Tribunal Supremo” para garantizar la supervivencia del Tajo-Segura. “Estamos hablando de la pérdida de 27.000 hectáreas del mejor regadío de Europa, de una caída del PIB tan sólo en la Región de Murcia de 1.700 millones de euros anuales, y de un impacto de más de 15.000 empleos”, afirmó el máximo responsable autonómico.

En materia de infraestructuras, López Miras señaló el Corredor Mediterráneo como “la gran asignatura pendiente”, ya que su retraso “merma nuestro crecimiento”. Concretamente, pidió al Gobierno central que se apresure “para desarrollar la zona sur, hasta Algeciras, con el mismo empeño que ha permitido el despegue del proyecto en la zona norte”.

En cuanto al tercer tema prioritario para la Comunidad Valenciana y la Región de Murcia, López Miras resaltó la “urgente” reforma del sistema de financiación autonómica, porque el actual modelo es “caduco” y “nos condena desde 2009 a ser las dos comunidades peor financiadas de España”. Esta infrafinanciación, criticó el presidente, “nos obliga a multiplicar cada céntimo de euro que llega a nuestras arcas”.

“Y la misma exigencia de justicia y transparencia que exigimos para el nuevo modelo de financiación la demandamos también en la gestión de los Fondos Next Generation, cuya ejecución arroja más dudas que certezas”. En este asunto, López Miras subrayó que los fondos “no llegan al tejido productivo, a las pymes, a los emprendedores, a los autónomos”, y censuró que “apenas se ha ejecutado el 28 por ciento de lo presupuesto en 2022”.

“Es momento de mirar adelante con confianza”

Finalmente, López Miras afirmó que “es el momento de mirar adelante con confianza” y pronosticó que “lo que ya da resultado en la Región de Murcia lo hará pronto también en la Comunidad Valenciana y en el conjunto de nuestro país: bajar impuestos, orientar la fiscalidad a captar inversión y potenciar el ahorro”.

“Es el momento de volver a sentar las bases que consoliden nuestro estado del bienestar desde el más absoluto respeto a las leyes, a la convivencia entre los españoles, a la independencia de los poderes y las instituciones. Por lo tanto, a pesar de todos los obstáculos que nos estamos encontrando en el camino, soy optimista”, concluyó.