Para CCOO el reparto de aulas de 2 años previsto por la CARM favorece la privatización del sistema educativo

Para CCOO el reparto de aulas de 2 años previsto por la CARM favorece la privatización del sistema educativo

Para CCOO el reparto de aulas de 2 años previsto por la CARM favorece la privatización del sistema educativo

El sindicato considera que un reparto al 50% entre las redes pública y privada-concertada, cuando los centros públicos escolarizan al 70% del alumnado, profundizará en la paulatina privatización de nuestro sistema educativo.

CCOO exige que los fondos del ministerio se destinen exclusivamente a la implantación de esta etapa en centros públicos.

Murcia, 10 de enero de 2023

CCOO Enseñanza considera que la distribución de aulas de 2 años en colegios de la Región que la Consejería de Educación ha planificado para el próximo curso escolar no responde a las necesidades de la sociedad murciana, sino al interés de la patronal de la enseñanza privada-concertada en seguir creciendo a costa del sistema público. Resulta absolutamente incomprensible que las aulas de 2 años se repartan al 50% entre la red pública y privada-concertada cuando la primera escolariza al 70% del alumnado de la Región y la segunda al 30%.

CCOO critica que estamos ante un nuevo episodio del plan de largo recorrido del Gobierno Regional para privatizar nuestro sistema educativo. Este reparto al 50% de las nuevas aulas de primer ciclo de educación infantil, que tal vez esconda el deseo del ejecutivo regional de que algún día el alumnado se reparta al 50% entre las dos redes, provocará sin duda un trasvase de alumnado hacia la red privada concertada.

CCOO lamenta que el Gobierno Regional convierta un avance social, como el promovido por la nueva Ley Orgánica con respecto al primer ciclo de infantil, en un instrumento más para seguir alimentando a las patronales de la enseñanza privada-concertada y privatizando el sistema educativo regional.

CCOO exige a la Consejería de Educación que los fondos del ministerio se destinen únicamente a la implantación del primer ciclo de infantil en centros públicos y que se complementen esos fondos con un esfuerzo presupuestario propio que permita la universalización de esta etapa educativa en el espacio de tiempo más breve posible