Política Social celebra el 105 cumpleaños de un residente del centro de Montepinar

Política Social celebra el 105 cumpleaños de un residente del centro de Montepinar

Política Social celebra el 105 cumpleaños de un residente del centro de Montepinar

Familiares y personal de la residencia organizan una fiesta y proyectan un vídeo de homenaje por los más de cien años de Juan Caravaca

La residencia destaca por el desarrollo continuo de programas de fomento del envejecimiento activo y por haber sido certificada con el distintivo de calidad como ‘Modelo de Atención centrada en la Persona’ por la Fundación Pilares

24.04.2024 La consejera de Política Social, Familias e Igualdad, Conchita Ruiz, participó hoy en la celebración del 105 cumpleaños de Juan Caravaca, un residente del centro de Montepinar, a la que asistieron sus compañeros de residencia y familiares.

La sala polivalente del centro fue decorada para recibir al homenajeado y se proyectó un vídeo homenaje que recogía sus más de cien años con imágenes del álbum familiar. Juan sopló las velas por su 105 cumpleaños acompañado por la titular de Política Social, directivos y personal del centro, compañeros y familiares, tras lo que se celebró una fiesta incluyendo un aperitivo para la ocasión.

Ruiz felicitó a Juan “por la vitalidad que sigue teniendo y por ser una persona especialmente querida por sus compañeros de residencia y muy activa en su día a día, lo que demuestra que la edad es simplemente un número y que vivir más y mejor es posible, fomentando un envejecimiento activo y saludable”.

Los residentes del centro eligieron a Juan como ‘Rey de la Residencia 2024’ y destacan su carácter tranquilo y afable. Nunca falta a sus sesiones de bicicleta, ni al cuidado del huerto terapéutico, ni a lectura diaria del periódico, como tampoco a los paseos por el jardín, ni a los bailes con animación musical que organiza la residencia. Todo ello a pesar de los problemas de movilidad que padece.

La consejera subrayó que “las residencias de mayores y centros de día se han convertido en un espacio propicio para fomentar la socialización y la participación constante de los residentes. Disponen de comodidades, atención especializada, vida social activa, asistencia nutricional y, en muchos casos, fortalecen el vínculo familiar”. En el caso de Juan, su familia comparte numerosas actividades con él desde que está en el centro, entre ellas, excursiones programadas y paseos prácticamente a diario para tomar el sol y compartir los últimos acontecimientos familiares.

Juan es natural de La Albatalía (Murcia) y tiene en la actualidad 3 hijos, 7 nietos y 6 bisnietos. Se ha dedicado principalmente a la agricultura pero también a la hostelería ya que regentó un bar en la capital durante más de 25 años. A lo largo de sus 105 años destaca como anécdotas el haber luchado en la Guerra Civil española, los 5 duros de propina que le dio el cantante Antonio Machín, y el nacimiento de sus hijos.

Una residencia con el distintivo de calidad

La residencia Montepinar dispone de 92 plazas residenciales y 7 psicogeriátricas y está adaptando sus instalaciones al nuevo modelo de cuidados de larga duración. De ahí que la Fundación Pilares para la Autonomía Personal haya certificado al centro con el distintivo de calidad como ‘Modelo de Atención centrada en la Persona’.

La consejera visitó las nuevas estancias, financiadas con más de 230.000 euros por el Instituto Murciano de Acción Social (IMAS) a través de los fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. El proyecto  ha consistido en la reforma y adecuación de los salones principales y en la creación de dos nuevas unidades de convivencia distribuidas entre la planta primera y la segunda.

Respecto a la rehabilitación de los salones principales, se han creado espacios diferenciados para acoger a un número reducido de residentes, con nuevo mobiliario y una ambientación más cálida y acogedora.

Las nuevas unidades de convivencia, por su parte, están ubicadas junto a los dormitorios y tienen capacidad para un máximo de 16 personas cada una. Se trata del espacio donde los residentes pasan el mayor tiempo del día, ya que disponen de vestíbulo, sala de estar, comedor, baño, cocina y terraza. Además, en estas nuevas estancias, puestas en funcionamiento desde el pasado 15 de abril, también se realizan actividades ocupacionales.

Ruiz destacó que “con estas nuevas unidades, facilitamos la desinstitucionalización de las residencias para mejorar la integración de los mayores, con espacios más reducidos y más confortables”.