Salud pide extremar la vigilancia en huertos y balcones para evitar la proliferación del mosquito tigre

Salud pide extremar la vigilancia en huertos y balcones para evitar la proliferación del mosquito tigre

Salud pide extremar la vigilancia en huertos y balcones para evitar la proliferación del mosquito tigre

 

Se recomienda estar al tanto de bebederos de animales, platos de macetas y soportes de sombrillas, para reducir las molestias que provocan estos insectos y la transmisión de enfermedades 

 

 

La Consejería de Salud lanza, como cada año en la época estival, una campaña de concienciación e información destinada a evitar la proliferación de los mosquitos, especialmente el conocido como mosquito tigre, con el fin de reducir las molestias que causan y la transmisión de enfermedades. 

Esta higiene ambiental debe realizarse tanto espacios públicos como en el propio hogar, “dado que la mayoría de los focos de cría se producen en los domicilios particulares”, señaló el director general de Salud Pública, José Jesús Guillén. Para ello, se recomienda a ayuntamientos y a particulares que se eviten las acumulaciones de agua y realicen tratamientos adecuados para evitar focos de cría.   

Una de las medidas que se han de llevar a cabo para prevenir la aparición del mosquito tigre es retirar de la vía pública y en las viviendas todo tipo de basuras, latas de refrescos, cubos o botellas de plástico abiertas, ya que cualquier recipiente que acumule líquido puede ser un foco de cría. 

Cambiar el agua semanalmente 

Es especialmente recomendable tener cuidado en balcones, huertos y jardines en los que hay enseres susceptibles de acumular agua, como platos de macetas, cubos, aljibes, bebederos de animales o los soportes de las sombrillas. La recomendación es retirar el agua y darle la vuelta a esos recipientes. Si no fuera posible, se recomienda renovarla con regularidad semanal.  

La razón de esta medida es que, mediante la picadura, el mosquito tigre hembra ingiere la sangre necesaria para producir los huevos que luego son depositados donde haya pequeñas cantidades de agua retenida. Su ciclo de vida tiene dos fases: la acuática, que se completa en siete o diez días cuando pasa de huevo a larva y después a pupa; y la aérea, la del mosquito adulto.  

El mosquito tigre es una especie principalmente urbana que está más activa de día y se resguarda en zonas sombrías.  

Medidas preventivas para evitar enfermedades 

 

Conocer los virus y bacterias que conviven en el entorno y que se transmiten al hombre, especialmente las nuevas o emergentes, es vital para iniciar medidas preventivas que eviten la diseminación de estas enfermedades. 

La Unidad de Zoonosis de la Consejería de Salud, en colaboración con expertos de Universidad de Murcia, lleva a cabo la vigilancia entomológica de la presencia del mosquito tigre y de otros adultos de los géneros Aedes y Culex para identificar presencia de los virus que pueden ser transmitidos por insectos, específicamente el de la fiebre del Nilo Occidental, del dengue, el zika y del chikungunya. 

Factores como el cambio climático y la globalización hacen aparecer nuevos patógenos, y las enfermedades transmitidas por picaduras son las que más afectan a las personas. Las enfermedades infecciosas provocadas por virus con material genético ARN -como coronavirus, dengue o fiebres hemorrágicas de Crimea-Congo- se adaptan con más facilidad a nuevos hospedadores, incluido el ser humano, lo que hace especialmente importante su vigilancia y control.