Salud realizó el pasado año 10.600 pruebas de detección precoz del VIH más que en 2021

Salud realizó el pasado año 10.600 pruebas de detección precoz del VIH más que en 2021

Salud realizó el pasado año 10.600 pruebas de detección precoz del VIH más que en 2021 

 

El consejero de Salud destaca la “implicación” de Atención Primaria pues “más de la mitad de ellas se realizaron en los centros de salud”  

 

Mañana viernes, 1 de diciembre, es el Día Mundial de la Lucha contra el Sida  

 

El número de pruebas para la detección del VIH que se realizan desde la Consejería de Salud se incrementó en 2022 en 10.600 respecto a 2021. Concretamente, el pasado año se realizaron 101.482 pruebas de VIH en centros del Servicio Murciano de Salud (SMS) frente a las 90.818 realizadas en 2021, lo que supone un 11,7 por ciento más. 

El año pasado se detectaron en la Región 93 nuevos positivos por VIH, tres menos que el año anterior. Según datos del Servicio de Epidemiología, la tasa de incidencia es de 60,7 casos por millón de habitantes, dato que ha descendido respecto a 2021, cuando la tasa fue de 63,2 casos.  

Mañana viernes, 1 de diciembre, es el Día Mundial de la Lucha contra el Sida. Por este motivo,  el consejero de Salud, Juan José Pedreño, recordó que “debemos de ser capaces de dar una respuesta rápida a las nuevas infecciones, y ahí la detección precoz es la mejor baza”.  

Pedreño destacó la implicación de Atención Primaria en la lucha contra el VIH “como puerta de acceso de los pacientes al sistema sanitario y uno de los lugares más idóneos para la detección precoz”.  Así, de las 101.482 pruebas de VIH realizadas en el sistema público regional, 55.123 se llevaron a cabo en centros de Atención Primaria.  

Además, el año pasado se llevaron a cabo nuevas ediciones del ‘Curso de formación en diagnóstico precoz de VIH en Atención Primaria’, dirigido a personal médico y de enfermería de todas las áreas de salud, con el objetivo de proporcionar instrumentos para el diagnóstico de VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS).  

Colaboración con entidades sociales 

 

Por otra parte, el titular de Salud explicó que se promociona la prueba rápida de VIH mediante fluido oral con la colaboración de ocho entidades sociales “que nos ayudan a disminuir las barreras de acceso al diagnóstico en personas y colectivos que pueden tener alto riesgo de contraer la infección”.  

Además, desde la Dirección General de Salud Pública y Adicciones se forma a los voluntarios de estas asociaciones para realizar estas pruebas y, como novedad este año, puso en marcha en noviembre varias jornadas de promoción de la prueba rápida, anónima y gratuita en los centros de salud de Cartagena, Murcia y Lorca, y en las universidades públicas. 

La Consejería también ofrece una consulta anónima y confidencial,  presencial o telefónica, a través de la línea gratuita ‘InfoITS’ (900 706 706),  activa de lunes a viernes de 9 a 14 horas, donde se informa sobre dudas relacionadas con el virus y otras enfermedades de transmisión sexual, lugares para realizarse la prueba, síntomas y normas de prevención. Este servicio telefónico atendió a casi 300 personas durante el año pasado. También se puede contactar a través [email protected] y consultar la web www.murciasalud.es/ITS.  

Asimismo, el consejero recordó que la Región de Murcia es la única autonomía del país que cuenta con una Comisión regional de prevención y control del VIH, las infecciones de transmisión sexual y las hepatitis víricas, “una herramienta fundamental en la que están integradas las entidades sociales y que coordina y potencia los circuitos de información con Salud”.  

Apoyo a los pacientes recién diagnosticados  

 

El SMS firmó el pasado verano un convenio con la asociación Adhara VIH/SIDA para desarrollar el programa ‘Pares’ en la Unidad de VIH e Infecciones de Transmisión Sexual (Units) del hospital Virgen de la Arrixaca, de manera que profesionales y voluntarios ayuden de manera coordinada a los pacientes vulnerables. 

Se trata de una formula cooperativa para acompañar a los pacientes en el proceso de afrontar los aspectos sociales, personales, familiares y laborales de la infección por VIH o por coinfección por hepatitis C. Para ello, el programa integra igualmente en sus actividades a cuidadores y familiares, y pone especial atención al apoyo del recién diagnosticado.