SIDI DENUNCIA QUE LA CONSEJERÍA RETRASE LA SUSTITUCIÓN DE MÁS DE 50 VACANTES, LA MAYORÍA POR JUBILACIÓN

SIDI DENUNCIA QUE LA CONSEJERÍA RETRASE LA SUSTITUCIÓN DE MÁS DE 50 VACANTES, LA MAYORÍA POR JUBILACIÓN

SIDI DENUNCIA QUE LA CONSEJERÍA RETRASE LA SUSTITUCIÓN DE MÁS DE 50 VACANTES, LA MAYORÍA POR JUBILACIÓN:

SIDI solicitó en la última mesa sectorial de diciembre, la realización de un acto de adjudicación que se pudiese celebrar durante el periodo no lectivo de navidad ( o bien los últimos días de diciembre o los primeros de enero) precisamente porque muchos docentes solicitan la jubilación a partir del 1 de enero.Se trata de 27 vacanes de maestros y 22 de secundaria y otros cuerpos.

Además, el número total de sustituciones es elevado (171 plazas de secundaria, fp y otros cuerpos y 218 plazas en centros de infantil y primaria) lo que demuestra la gran acumulación sufrida en las últimas semanas ya que desde noviembre no se celebran actos. Estas ausencias son más notables en los centros de primaria ya que la plantilla es más reducida y obliga al resto de compañeros a tener que asumir las sustituciones del profesorado para que los alumnos no estén sin profesor. Este sincicato ha analizado las plazas del acto (que son públias) y muchos centros se acumulan 2 bajas, también son numerosos los que alcanzan tres ( CEIP Jacinto Benavente de Alcantarilla, CEIP Virginia Pérez de El Algar, CEIP Aníbal de Cartagena, CEIP Vicente Aleixandre de Fortuna, CEIP José Antonio de Fuente Álamo, CEIP Francisco Salzillo de Los Ramos, CEIP Vista Alegre de las Torres de Cotillas, y CEIP las Herratillas de Yecla) e incluso algun centro las 4 (CEIP Alfonxo X el Sabio de Lorca)

A este maltrato al colectivo docente se suma que el último acto de adjudicación se celebró el 30 de noviembre y desde entonces, muchos centros siguen con profesorado sin sustituir hasta el próximo lunes 16 de enero.

Por tanto, adelantar esas sustituciones hubiese permitido que el lunes 9 de enero, estos docentes hubiesen sido ya sustituidos.

Por desgracia, la Consejería antepone “ahorrar” unos euros a invertir en la calidad de la educación y prefiere que varios miles de alumnos se vean afectados durante una semana del retraso injustificado de las sustituciones.