El 37,7% de las madres solicitó una reducción de jornada o trabajar a tiempo parcial tras la baja maternal frente al 4% de los padres•

El 37,7% de las madres solicitó una reducción de jornada o trabajar a tiempo parcial tras la baja maternal frente al 4% de los padres•

El 37,7% de las madres solicitó una reducción de jornada o trabajar a tiempo parcial tras la baja maternal frente al 4% de los padres

El informe ¿Por qué los hombres no utilizan las medidas de conciliación de la vida laboral y familiar?, publicado por el Observatorio Social de ”la Caixa”, analiza el desequilibrio entre madres y padres a la hora de utilizar las medidas de conciliación existentes.

El 37,7% de las madres encuestadas para el estudio solicitaron una reducción de jornada o trabajar a tiempo parcial al reincorporarse a sus trabajos tras la baja maternal, frente al 4% de los padres.

El informe indaga también en las causas de la diferencia de uso de estas medidas: el 54,4% de los hombres y el 60,5% de las mujeres encuestadas opinan que en sus empresas se considera «más natural» que la madre solicite estas medidas, sintiéndose ellos menos libres para usarlas.

El estudio concluye que los padres que tienen la percepción de trabajar en compañías que apoyan la conciliación de ambos sexos tienen menor sensación de conflicto entre trabajo y familia.

Barcelona, 5 de noviembre de 2019. El 37,7% de las madres solicitaron una reducción de jornada o trabajar a tiempo parcial al reincorporarse a sus trabajos tras la baja maternal, opciones elegidas solo por el 4% de los padres, según un estudio publicado por el Observatorio Social de ”la Caixa.

El informe, realizado por J. A. Fernández-Cornejo, Sabina Belope-Nguema, Lorenzo Escot y Eva del Pozo-García, todos ellos de la Universidad Complutense de Madrid, revela que las diferencias en la adopción de otras medidas de conciliación también fueron importantes: el 9,37% de las madres pidieron más flexibilidad horaria frente al 3,80% de los padres y el 7,49% de las madres solicitó un cambio de turno, una opción por la que se inclinaron solo el 3,20% de los padres.

Los autores realizan este análisis basándose en los resultados de una encuesta realizada en 2016 entre 1.785 parejas con hijos pequeños de la Comunidad de Madrid.

De la misma encuesta se extrajeron datos sobre el promedio de días de baja tras el nacimiento o adopción de un niño/a. Las madres encuestadas utilizaron un promedio de 162,7 días de baja para cuidar del bebé, mientras que los padres usaron 16,8 días (en el momento de realización de la encuesta, los padres varones tenían permisos de paternidad de dos semanas; actualmente ya son ocho semanas y a partir de enero de 2020 serán 12).

El apoyo de las empresas, imprescindible para lograr la igualdad

El estudio examina también las causas de las diferencias de género para optarpor estas medidas y concluye que falta de sensibilidad de las empresas es una de las barreras que inhiben a los hombres a la hora de conciliar. El 54,4% de hombres y el 60,5% de mujeres encuestados esgrimen que en su empresa se considera «más natural» que una madre solicite un permiso, excedencia o una reducción de jornada para el cuidado de los hijos que el que lo haga un padre.

El entorno de trabajo tiene un papel en la capacidad efectiva de elegir conciliar y, según los datos analizados, el nivel de conflicto entre el trabajo y la familia que sienten los padres es mayor que el de las madres.

Además, la investigación pone de manifiesto que tener la percepción de trabajar en una empresa «familiarmente responsable» que apoya la conciliación de la vida laboral y familiar así como pertenecer a una organización donde no existe problema de sesgo de género en la conciliación reduce la sensación de los padres (varones) de conflicto entre trabajo y familia y mejora su satisfacción con el trabajo.

Para hacer frente a estos datos, los autores proponen políticas de recursos humanos que faciliten y animen a los padres a utilizar los nuevos permisos de paternidad más largos, así como llevar a cabo una estrategia de ejemplaridad, fomentando que los directivos varones también usen estas medidas o procurar que la cultura de la conciliación llegue también a los mandos intermedios de la empresa.

El artículo especifica que, más allá del entorno de trabajo, existen otros elementos que favorecen que un padre trabajador se sienta con capacidad para utilizar las medidas de conciliación. Estos factores son individuales, como el nivel de educación alto, pareja con empleo a tiempo completo o actitudes de género igualitarias, pero también políticos y sociales, como permisos de paternidad más extensos o una situación favorable de la economía

¿Quién usa las medidas de conciliación actualmente?

Según datos del cuarto trimestre de 2018 de la Encuesta de Población Activa, sólo el 4,9 de los padres varones asalariados (con hijos de cero a cuatro años) trabajaban a tiempo parcial, mientras en el caso de las madres ese porcentaje era del 29,2%. Asimismo, solo el 12,7% de estos padres indicaba que la razón de trabajar a tiempo parcial era «el cuidado de niños o de adultos enfermos, incapacitados o mayores», mientras que en las madres este porcentaje era del 47,6%.

Observatorio Social de ”la Caixa”

El Observatorio Social de ”la Caixa” es una iniciativa para el estudio de los nuevos fenómenos sociales en cuatro áreas: inclusión social, educación, ciencia y cultura. El análisis del Observatorio Social de ”la Caixa” se nutre de un barómetro de indicadores clave sobre temas de interés social en los países miembros de la Unión Europea y la OCDE, además de artículos, entrevistas y reseñas firmados por expertos.

Más información y otros estudios en:

https://observatoriosociallacaixa.org/