El Gobierno regional crea una cartilla sanitaria para ofrecer la mejor atención a las personas con autismo

El Gobierno regional crea una cartilla sanitaria para ofrecer la mejor atención a las personas con autismo

El Gobierno regional crea una cartilla sanitaria para ofrecer la mejor atención a las personas con autismo

Este documento, pionero a nivel nacional, ayudará a los profesionales a actuar de manera individualizada con cada paciente con TEA, permitiendo así disminuir su estrés cuando acuda a un centro sanitario

El Gobierno regional ha elaborado una cartilla sanitaria para ofrecer la mejor asistencia a las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA), independientemente de su edad. Este documento, elaborado por las consejerías de Salud y de Educación y Cultura, en colaboración con la Universidad de Murcia y las asociaciones dedicadas a las personas con TEA, ayuda al profesional sanitario a saber cómo actuar de forma individualizada con cada paciente y disminuir su estrés.

Con esta iniciativa, el Gobierno tiene como objetivo “continuar adaptando los entornos sanitarios para pacientes con TEA de forma que la visita a los centros sanitarios sea lo menos estresante posible para estas personas, rompiendo barreras y trabajando por una sociedad más inclusiva y accesible”, enfatizó el consejero de Salud, Juan José Pedreño.

En el caso de personas con TEA en edad escolar, los docentes desempeñan un papel esencial en esta iniciativa, no solo porque ayudan a las familias a cumplimentar la cartilla, sino también porque “enseñan al alumnado que presenta necesidades educativas especiales derivadas de este trastorno a reconocer e identificar sus estados de enfermedad y a utilizar estrategias de comunicación del dolor adaptadas a sus capacidades”, explicó la consejera de Educación y Cultura, Esperanza Moreno.

La cartilla rellenada por la familia ofrece información sobre la forma en la que se comunica el paciente. Así, detalla qué situaciones, actividades y objetos le pueden desencadenar una crisis de ansiedad y qué estrategias, actividades u objetos le inducen a la calma. También detalla la forma específica que tiene el paciente de expresar el dolor.

La cartilla consta de varios apartados en los que se incluyen las claves para atender en el Servicio Murciano de Salud a una persona con TEA, entre las que se encuentran ofrecer un espacio tranquilo, con pocas personas y escaso ruido; permitir que una persona de referencia acompañe al paciente para que pueda estar tranquilo; anticiparle lo que sucederá en cada momento y apoyar la comunicación verbal en gestos, dibujos, pictogramas o sonidos.

El hospital Virgen de la Arrixaca dispone de una aplicación digital interactiva en la zona pediátrica con contenido gráfico, en forma de visita virtual. Actualmente, se está desarrollando la misma aplicación para el área pediátrica del hospital universitario de Santa Lucía y se está estudiando su ampliación a todos los hospitales de la Región.

Con carácter complementario a la cartilla TEA, varios profesionales del ámbito educativo han diseñado una unidad didáctica para ayudar a estos niños a manifestar de forma ordenada el dolor y su intensidad, así como homogeneizar los criterios que ayuden a entender cómo se comunica, relaciona y funciona el alumno, utilizando para ello una pictografía común tanto para profesionales de la educación como de la salud y las familias.

Desarrollo del proyecto

“Los pacientes con TEA tienen dificultades para expresarse, seguir instrucciones o entender mensajes, pero sí tienen muy desarrollado el sentido visual, por lo que las fotografías y los dibujos son un buen canal de comunicación y una herramienta que funciona tan bien a la hora de comunicarnos”, explicó el consejero de Salud.

En este sentido, la consejera de Educación y Cultura añadió que “las limitaciones del lenguaje que pueden presentar el alumnado con TEA contribuye a limitaciones en la comunicación de su dolor a otros, de ahí que sea importante enseñarles estrategias que les permitan reconocer e identificar estos comportamientos a través de claves visuales, auditivas y táctiles, historias sociales y el uso de tecnologías de apoyo”.

La prevalencia del TEA ha aumentado en los últimos años, convirtiendo la atención de estas personas en prioritaria. Del total de menores de 16 años atendidos en Salud Mental Infantil, alrededor de 11.300, el 14,34 por ciento, tienen TEA. El diagnóstico de esta patología se realiza en los centros de salud mental del SMS y su tratamiento es multidisciplinar. En el ámbito educativo hay escolarizados más de 4.300 alumnos con TEA en enseñanzas obligatorias en la Región, de los que el 18 por ciento cursan el segundo ciclo de educación infantil, el 49 por ciento educación primaria y el 20 por ciento educación secundaria.