El hospital Reina Sofía acoge una exposición fotográfica sobre los efectos del sol en la piel

El hospital Reina Sofía acoge una exposición fotográfica sobre los efectos del sol en la piel

El hospital Reina Sofía acoge una exposición fotográfica sobre los efectos del sol en la piel

En España se diagnostican cada año unos 5.000 melanomas, de los que un 80% se podrían evitar si se realizara una protección adecuada frente a la radiación solar.

Los casos de cáncer de piel no dejan de aumentaren nuestro país, a pesar de que ya existe conciencia de los riesgos de una exposición excesiva al sol.

La muestra ‘La huella del pasado’, que busca las causas de este incremento, retrata los hábitos y costumbres de la población española frente al sol a lo largo de un siglo.

Exposición fotográfica: ‘La huella del pasado’.

Lugar: vestíbulo del Hospital General Universitario Reina Sofía.

Fechas: del 18 de octubre al 10 de noviembre.

Abierta a todo el público.

La piel tiene memoria, y el pasado se queda grabado en ella. Son muchos los factores externos que le dejan huella. De forma inevitable, van apareciendo arrugas y otras marcas cuyo origen puede estar en traumatismos físicos o psíquicos. Sin embargo, una exposición intensa al sol durante la infancia o una exposición prolongada en el tiempo son los causantes de un elevado porcentaje de casos de cáncer de piel que podrían ser evitables.

Tomado en conjunto, el de piel es el cáncer más frecuente, según datos de la Organización Mundial de la Salud. Se estima que cada 9 minutos alguien muere por cáncer de piel en el mundo. En España,el cáncer cutáneo no deja de aumentar, a pesar de las numerosas campañas de prevención y concienciación sobre los riesgos de una exposición excesiva al sol. Cada año se diagnostican en nuestro país unos 5.000 casos de melanoma, el cáncer de piel con peor pronóstico, y unos 71.000 casos de cáncer cutáneo no melanoma. Sin embargo, el 80% de los melanomas diagnosticados se podrían evitar si se realizara una protección adecuada frente a la radiación solar.

En la última encuesta nacional sobre fotoprotección, realizada por la Fundación Piel Sana de la Asociación Española de Dermatología y Venereología (AEDV), se pone de manifiesto que el 88% de las personas cree que la falta de protección frente al sol está relacionada con el cáncer de piel. Sin embargo, solo un 18% de ellas se protege frecuentemente de su radiación. Una de las causas de este dato preocupante es que la mayoría de efectos negativos del sol en la piel aparecen décadas después de su exposición, como es el caso del melanoma.

Si hacemos un repaso de nuestra historia reciente, podremos entender la causa de este incremento constante del cáncer de piel. La exposición ‘La huella del pasado’ pretende concienciar a la población sobre la salud de la piel y la detección precoz del cáncer. La colección, formada por 22 fotografías, tomadas sobre todo en los años 30, 40 y 50, muestra los hábitos y costumbres de la población española frente al sol a lo largo del siglo pasado.

Durante los primeros años del siglo XX teníamos unapoblación con menos conciencia de los riesgos del sol, pero, paradójicamente, más tapada ante el astro rey. Décadas después, la llegada del bikini, las escapadas en familia al mar, los nuevos estilos de belleza y la llegada del boom turístico promovieron una piel que, en muchas ocasiones, más que bronceada, terminaba literalmente quemada.Afortunadamente, la aparición de campañas de concienciación, los datos sobre el cáncer de piel o el acceso a la información sobre la relación entre la exposición solar y la aparición de manchas y arrugas han logrado que cada vez se vean más sombrillas en nuestras playas. Todavía hay mucho por hacer, pero ya se empiezan a detectar signos de fotoconciencia’, que tal vez estén detrás de un descenso de mortalidad por melanoma entre los jóvenes y adultos.

La exposición fotográfica ‘La huella del pasado’ forma parte de una serie de iniciativas que la Fundación Piel Sana de la AEDV dirige en el marco de la Campaña Euromelanoma 2019, focalizando sus mensajes en la prevención y vigilancia de la piel. En la Región de Murcia, el coordinador es el Dr. Javier Ruiz Martínez, del servicio de Dermatología del Hospital General Universitario Reina Sofía.