¿Qué es el lenguaje inclusivo? Y algunos ejemplos de personas y empresas que lo emplean

¿Qué es el lenguaje inclusivo? Y algunos ejemplos de personas y empresas que lo emplean

¿Qué es el lenguaje inclusivo? Y algunos ejemplos de personas y empresas que lo emplean

¿Has escuchado hablar recientemente del concepto de lenguaje inclusivo? Nos encontramos ante un cambio del uso del lenguaje que nos permite cubrir todo tipo de géneros en el momento de llevar a cabo la tarea de la comunicación.

En este artículo hemos abordado parte de la información más relevante en torno a este tipo de lenguaje. Además, te ofrecemos algunos ejemplos sobre cuáles son las empresas que están utilizando este lenguaje con una mayor eficacia. A continuación, esto es todo lo que tienes que saber al respecto.

¿Qué es el lenguaje inclusivo?

Mediante el concepto de lenguaje inclusivo, se hace referencia a la manera que tenemos de expresarnos, tanto oralmente como por escrito, sin llevar a cabo ninguna discriminación en torno a un sexo, género social o identidad de género en particular.

Uno de los principales objetivos que perseguimos a través del uso de este tipo de lenguaje es el de evitar perpetuar los clásicos estereotipos de género que siempre han ido surgiendo en el día a día de las personas y que pueden determinar la calidad de vida de las mismas.

¿Qué benefícios tiene?

El principal beneficio que nos proporciona el uso de lenguaje inclusivo tiene relación con la capacidad con la que contamos para evitar la perpetuación de los estereotipos de género. De este modo, el principal beneficio es el de poder hablar con comodidad en cualquier espacio social sin tener que discriminar a ninguna persona por sus condiciones particulares o la forma en la que se siente.

Por lo tanto, mediante la incorporación de ese tipo de lenguaje avanzamos hacia sociedades más plurales integradas. Con el desarrollo colectivo que ello puede llegar a suponer en comparación con el uso de otro tipo de lenguajes de carácter más tradicional, pero también más sesgado.

¿A quienes afecta principalmente el lenguaje inclusivo?

El lenguaje inclusivo afecta a nivel colectivo a toda la sociedad, puesto que es un aspecto que debemos integrar desde todos los ángulos. Al mismo tiempo, también conviene conocer que su principal foco de atención son aquellas personas que no se sienten representadas con los clásicos roles de género a los que estamos acostumbrados con carácter tradicional. Mediante el uso de lenguaje inclusivo logramos avanzar hacia, como hemos mencionado previamente, sociedades más plurales.

¿Cómo utilizan las empresas este tipo de lenguaje?

Vivesexshop: El ámbito de los juguetes eróticos está presentando un crecimiento sin precedentes. Alcanzando una popularidad que los convierte en uno de los negocios más influyentes a nivel social. Empresas como Vivesexshop practican lenguaje inclusivo en su comunicación. Tratando de apoyar y asegurando el bienestar de todas las personas que acuden a su sitio web, con independencia de su género o tendencia sexuales. Su compromiso es tal que Incluso son el único sexshop en el mundo que tiene filtros para que la web se adapte según la tendencia sexual de cada persona y así tengan una experienca agradable, sintiendose valorados, escuchados y atendidos.

Citroën: El fabricante de automóvil es en ejemplo en redes sociales en términos de inclusividad.

Asos: Las acciones de Asos también se enfocan en todo tipo de géneros e identidades.

Zity: Es una empresa de vehñículos que operan en Madrid en base a un funcionamiento por horas. Su cuidado del lenguaje es excelente en términos de inclusión.

¿Cómo puedes practicar y usar un lenguaje inclusivo?

Algunos consejos que podemos seguir para usar el lenguaje inclusivo son los siguientes:

La transmisión con claridad del mensaje: En cada mensaje que envíamos, tanto oral como escrito, debemos mostrar la máxima claridad posible.

Debemos evitar expresiones que pueden resultar discrimnatorias hacia cualquier género.

El uso de expresiones que demuestren estereotipos deben ser eliminadas.

Además, también debemos integrar expresiones mucho más inclusivas. Evitando cualquier posible malestar por la forma en cómo abordamos nuestro lenguaje.