El economista Paul de Grauwe y la escritora Maryse Condé entran en el cuadro de honor de la Universidad de Murcia

El economista Paul de Grauwe y la escritora Maryse Condé entran en el cuadro de honor de la Universidad de Murcia

El economista Paul de Grauwe y la escritora Maryse Condé entran en el cuadro de honor de la Universidad de Murcia

La UMU celebra su ceremonia de investidura como doctores honoris causa

La Universidad de Murcia ha celebrado este viernes uno de sus actos más solemnes con la investidura como doctores honoris causa del economista Paul de Grauwe y la escritora Maryse Condé; dos ejemplos de excelencia profesional y académica en sus respectivos campos de trabajo. El rector, José Luján, ha agradecido a ambos su “generosidad y disposición por aceptar la propuesta de la Universidad de Murcia” y les ha dado la bienvenida a la comunidad universitaria de la UMU.

Paul de Grauwe, profesor de la London School of Economics, tiene una dilatada trayectoria académica e investigadora que le ha llevado a trabajar como asesor en organismos internacionales como el FMI, el Banco Central de Japón, la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) y el Banco Central Europeo. Además, también fue asesor del presidente de la Comisión Europea Joao Barroso entre 2005 y 2010. Entre los innumerables méritos de De Grauwe, el profesor José García Solanes, encargado de hacer la laudatio, ha señalado de forma especial que, en un artículo publicado en 1998 en Financial Times, fue capaz de predecir la burbuja inmobiliaria y el colapso del sistema bancario y financiero que finalmente acabaría ocurriendo en 2008. Este hecho, ha señalado el rector Luján, “además de probar la perspectiva de su perspicacia e inteligencia, de alguna manera también revela la humildad y limitaciones de nuestro trabajo como investigadores, pues con harta frecuencia las autoridades e instituciones que deberían servirse del mismo hacen caso omiso de las advertencias, propuestas y sugerencias de los científicos”. Sin embargo, ha remarcado Luján, esto no debe alterar la vocación de servicio universitaria “especialmente perceptible en quien, como el profesor De Grauwe, concibe el objeto de su estudio como ciencia al servicio del bienestar humano y social”.

Paul de Grauwe ha iniciado su discurso agradeciendo la concesión de del doctorado honoris causa y ha asegurado que “no se trata solo de un honor, sino también de una fuente de aliento para que un investigador académico como yo persevere en su búsqueda de la verdad”.  Gran parte de esta labor investigadora ha estado dedicada al estudio de la economía de la unión monetaria en Europa y su discurso de aceptación se ha centradotambién a este tema bajo el título ‘¿El fin de la fragilidad de la Eurozona?’. Tras un completo repaso a la historia de la Eurozona, sus elementos de desequilibrio y los mecanismos utilizados por el BCE para afrontar los diferentes problemas, De Grauwe ha concluido que la Eurozona seguirá siendo “una construcción frágil”, salvo que se tomen medidas radicales como la de “centralizar gran parte de los presupuestos nacionales en un presupuesto federal europeo”.

Tras la investidura del profesor De Grauwe ha tenido lugar la de la escritora Maryse Condé, premio Nobel alternativo en 2018 y una de las voces más representativas de las letras francófonas. Condé ha recibido el doctorado honoris causa por su dilatada trayectoria como escritora, pero también por su labor como docente e investigadora. Dramaturga, novelista y ensayista, Maryse Condé es pionera de la escritura femenina y de la oralidad del universo insular de las Antillas, tal y como han destacado en su laudatio la profesora Antonia Pagán. El rector Luján ha destacado que Condé “ha llegado a ser un referente de la escritura femenina y una crítica difusora de la historia y la cultura africana y colonial”. Su compromiso por dar voz a los sectores más marginales y a favor de la diversidad le han valido numerosos reconocimientos a lo largo de su trayectoria.

En su discurso, leído por su marido, Richard Philcox, la escritora ha agradecido el doctorado honoris causa, la primera distinción de este tipo que recibe en Europa. Condé ha querido remarcar en su intervención no solo aspectos académicos, sino también algunas anécdotas familiares de su infancia y episodios de racismo que forjaron su carácter y la vocación de su literatura. En su discurso ha recordado de manera especial a su madre: “Es ella, sin duda, quien aún más que yo, se sentiría homenajeada y estaría orgullosa de este doctorado honoris causa. No solamente los negros están en la Universidad, sino que se les reconoce en su valía y las universidades extranjeras les otorgan doctorados”.

El rector ha finalizado el acto asegurando que tanto Condé como De Grauwe son “el ejemplo visible de la mejor universidad porque han sabido hacer de su vida de estudio y trabajo paradigma en los ámbitos de la economía y de la literatura, ofreciéndosenos como modelo y guía”.

Discursos completos:

https://www.um.es/hc/paul-de-grauwe

https://www.um.es/hc/maryse-conde