Reclaman rotondas en vías interurbanas y vías alternativas para vehículos agrícolas para disminuir los accidentes de tráfico

Reclaman rotondas en vías interurbanas y vías alternativas para vehículos agrícolas para disminuir los accidentes de tráfico

Reclaman rotondas en vías interurbanas y vías alternativas para

vehículos agrícolas para disminuir los accidentes de tráfico

El Trabajo Fin de Grado de una alumna de ADE analiza la

Responsabilidad Social Corporativa con los siniestros

La Región de Murcia es una de las comunidades con mayor índice de

víctimas en accidentes de tráfico. Los más afectados: los ciclistas.

Las empresas en las que trabajan estas víctimas tienen mucho que decir

y qué hacer. Así figura en las conclusiones del Trabajo Fin de Grado

de Marta García (Torre Pacheco, 1992), en las que apela a la

responsabilidad, compromiso e implicación tanto de las empresas como

de los ciudadanos.

La necesidad de incorporar rotondas en las carreteras interurbanas o

instar a que vehículos de grandes dimensiones, como tractores,

utilicen vías alternativas, sobre todo de noche, son algunas de las

medidas que, según el estudio, harían descender el número de víctimas.

Marta, que acaba de terminar el grado en Administración y Dirección de

Empresas, lleva dos años volcada en el estudio de accidentes de

tráfico desde que en 2017, resultó herida grave tras sufrir un

accidente en diputación cartagenera de La Palma. El siniestro fue

causado por un conductor que sobrepasaba el exceso de velocidad y la

tasa de alcohol, fallecieron cinco jóvenes y tres, heridas graves.

Según los datos analizados en su TFG, la Región de Murcia duplica la

tasa de accidentes mortales en las vías interurbanas con un 7%,

respecto a España, que cuenta con un 3%. Los fallecidos en estos

siniestros representan el 2,5% del total, mientras que a nivel

nacional la cifra se sitúa en el 1,7%.

Otro dato que resalta el estudio: el 8% de heridos graves en

accidentes de tráfico en nuestra Región son ciclistas y el 1.7%

resultan fallecidos.(supera la media Nacional que es de 7.5%)

La Región de Murcia cuenta con uno de los 10 tramos con más riesgo de

accidentalidad a nivel nacional: el kilómetro 7.2 de la N-345, a su

paso por Portman (La Unión).

Del análisis de los últimos tres años, destaca que hay menos

fallecidos en 2019 que en 1960, a pesar del incremento del parque

automovilístico, ya que en 1960 contaba con un millón de vehículos y

en 2019 asciende esta cifra a más de 30 millones de automóviles.Esto

demuestra, según Marta García, que el índice de letalidad en cuanto a

los accidentes ha disminuido debido a la renovación del parque

automovilístico, de las infraestructura o red viaria y a la

disminución de las infracciones por parte de los conductores.

Según el TFG, el parque automovilístico murciano, en general, está

obsoleto. Por tanto, empresarios y particulares tienen en su mano

prevenir, según el director del trabajo, Antonio Juan Briones

Peñalver, profesor del departamento de Economía de la Empresa.

Marta García apela también a la Responsabilidad Social Corporativa de

las empresas. Según el estudio, las empresas deben renovar el parque

automovilístico para garantizar una circulación más segura. Esta

medida no sólo se refiere a cambios de vehículos, sino también a

horarios. Muchos accidentes se producen por la noche. Por ejemplo,

aminorar el horario de desplazamiento de vehículos de grandes

dimensiones, como los tractores, por las vías interurbanas. En algunas

carreteras se confunde la velocidad con el buen uso.

El profesor Briones destaca la aplicabilidad del TFG, “Medidas de

responsabilidad social en las organizaciones para la atenuación y

prevención de los accidentes de tráfico”, sobre todo como medida de

concienciación entre las empresas y ciudadanía. Además puede

destacarse del TFG que aun utilizando fuentes de internet de diversa

naturaleza, presenta un Informe antiplagio CRAI o similitud del 1%, en

el que hemos estado trabajando desde que se comenzó la redacción del

mismo, lo cual lo dota de gran valor para su divulgación.

Briones señala que las inversiones tecnológicas para garantizar la

seguridad activa y pasiva por parte de las empresas son notables, ya

que constantemente se incorporan en los vehículos dispositivos que se

utilizan para aumentar la prevención y el grado de seguridad de sus

ocupantes, como por ejemplo, la asistencia de frenada de emergencia.