Economia

ASAJA, COAG, UPA y FECOAM denuncian que peligra “la viabilidad del sistema”

Enesa y Agroseguro ponen en peligro el futuro del seguro agrario”

ASAJA, COAG, UPA y FECOAM denuncian que peligra la viabilidad del sistema

Miércoles, 01 de diciembre. Las organizaciones agrarias y la Federación de Cooperativas Agrarias consideran que “desde hace más de 40 años, España cuenta con un sistema de “Seguros Agrarios” envidiado en todo el mundo. No es raro que cada año, países de nuestro entorno, pidan colaboración y asesoramiento para implementar un mecanismo de protección similar al nuestro. Durante estos 40 años de implantación del Seguro Agrario, tanto la administración central y autonómica, el pool asegurador, las organizaciones agrarias y las cooperativas agroalimentarias, han trabajado codo con codo, para implementar mejoras que permitieran dar respuesta aseguradora a las necesidades reales del campo.

Desde el sector recuerdan que “hay que recordar, que el seguro agrario, es la única herramienta de gestión de riesgos que está a disposición del sector, permitiendo mantener la renta agraria frente a eventos de origen climático no controlables por los asegurados, provocando pérdidas económicas en las explotaciones aseguradas.

Pero de un tiempo hacia aquí, las organizaciones agrarias y las cooperativas agroalimentarias, dentro de nuestro papel de colaboración en la confección del “Seguro Agrario”, estamos asistiendo a decisiones unilaterales por parte de Agroseguro, con la connivencia de ENESA, que están poniendo en serio peligro la viabilidad del sistema y por ende la posibilidad de contar con una herramienta que satisfaga al sector agropecuario”, reclaman.

Ponen como ejemplo la decisión de Agroseguro de eliminar la “extensión de garantías en el seguro de frutales” o más recientemente la misma decisión para el “seguro de cítricos”. No podemos obviar, el gran número de propuestas que el sector ha lanzado para mejorar el nivel de aseguramiento en líneas tan importante como frutos secos u hortalizas, todas ellas, rechazadas de ipso facto por Agroseguro y por ENESA.

Según los representantes agrarios “no es la primera vez, ni la última vez, ya que con la actual política de ENESA y sobre todo con las directrices marcadas por Agroseguro, vendrán nuevas decisiones encaminadas a eliminar garantías, coberturas y sobre todo a un mayor coste del seguro por parte de los asegurados. Desde nuestra posición exigimos a la administración central, en este caso a ENESA, que retome el papel para el que tiene facultades, como la de instar al pool asegurador de mantener las coberturas y garantías necesarias para mantener la renta agraria.

Asimismo, recuerdan que desde el año 2011, el sistema de seguros agrarios sufrió un cambio importante con la finalidad de dar cobertura a todos los riesgos, instaurando un sistema conocido como “Seguro con Coberturas Crecientes”, que supuestamente cubre todos los riesgos climáticos, permitiendo al Estado deshabilitar un mecanismo de ayudas post cosechas, que hasta la fecha había sido de gran ayuda al sector y a la administración.

Por otra parte, tenemos que recordarle a nuestra administración autonómica, que debe de asumir su papel dentro del sistema de seguros, apoyando al sector, tanto en materia de legislación como en materia presupuestaria, con un presupuesto a las ayudas a la contratación digno, de acorde a la importancia que tiene el sector agropecuario como motor económico nuestra región.

Y como no, a Agroseguro, para que no ejerza el papel de monopolio, imponiendo sus modificaciones con el único objetivo de mejorar su cuenta de resultados y que sea capaz de apoyarse en el resto de los participantes en la configuración del Seguro Agrario”. De no ser así, nos enfrentamos a corto plazo con la muerte anunciada de una herramienta de gestión de riesgos que no cumplirá su objetivo, que no es otro que la de mantener la renta agraria del campo español.

Por todo ello, ASAJA, COAG, UPA y FECOAM instan a las partes implicadas como ENESA, Agroseguro y CARM, a replantear la dinámica mantenida en los últimos años y trabajar en aras de dotar al sector agropecuario de una herramienta que, si bien tiene que ser sostenible económicamente para Agroseguro, tiene que ser una herramienta viable para cubrir los daños por inclemencias climáticas a un coste razonable para los agricultores y ganaderos de nuestra región.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba