Municipios y pedanías

Asociaciones, colectivos y vecinos exigen al alcalde que anule el proyecto de vial que arrasa Huerta protegida

Asociaciones, colectivos y vecinos exigen al alcalde que anule el proyecto de vial que arrasa Huerta protegida

 

Diversos colectivos patrimoniales, vecinales y culturales registran una carta abierta dirigida al Alcalde Serrano en forma de manifiesto.

El vial GH-01 proyectado por el ayuntamiento destruye suelo fértil de Huerta protegida y atraviesa el entorno BIC del Monasterio de los Jerónimos.

Las entidades reclaman al alcalde que cumpla los compromisos municipales con los ODS, la Agenda Urbana y las directrices europeas de infraestructuras verdes.

 

Murcia a 10 de septiembre de 2021.

Se adjunta texto íntegro del manifiesto – carta abierta al Alcalde de Murcia.

 

Estimado Alcalde, desde las asociaciones que suscribimos este documento nos dirigimos a usted, tanto directamente como en forma de manifiesto público, ante la gravedad de las noticias conocidas respecto a un dudoso proyecto de una nueva infraestructura (vial GH-01), innecesaria en plena Huerta de Murcia y que está promoviendo este ayuntamiento de oficio.

Nos provoca una gran preocupación, así como una profunda decepción, comprobar que desde este Consistorio se promueve la destrucción de un suelo fértil de Huerta tradicional con altos valores paisajísticos, ambientales y agroecológicos, además de contar con la protección del entorno del Bien de Interés Cultural BIC del Monasterio de Los Jerónimos, para atravesarlo por una carretera totalmente desfasada en su planificación y sin demanda social ni necesidad en cuanto a movilidad.

Como alcalde de Murcia y máximo responsable del Ayuntamiento, esperamos que dé las instrucciones necesarias a su equipo y a los servicios municipales para que los nuevos proyectos vayan en consonancia con lo que expuso en su investidura y con la conservación y protección efectiva de nuestra Huerta.

El Ayuntamiento de Murcia, como administración pública, debe cumplir con los compromisos suscritos por el Reino de España, como son el Convenio Europeo del Paisaje, el Convenio de Aarhus, y las convenciones internacionales promovidas por la UNESCO, además de toda la legislación estatal y regional de protección del patrimonio histórico y cultural.

También debemos mencionar el compromiso que supone el apoyo español y murciano a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la organización de Naciones Unidas, en cuanto a informar e incardinarse en las políticas públicas del Ayuntamiento de Murcia, así como los retos y estrategias de la Agenda Urbana Murcia 2030, todo esto en lo referente a la lucha contra el cambio climático, la construcción de ciudades sostenibles, la conservación de ecosistemas terrestres, el fomento de la salud y la reducción de contaminantes.

En los últimos años el Ayuntamiento de Murcia viene repitiendo diversos anuncios sobre el futuro “Plan de Infraestructuras Verdes del municipio de Murcia” y la “Estrategia de Infraestructura Verde”, pero sin concretar un documento que se haya abierto a la participación pública y ciudadana, ni materializado en acuerdos reales y efectivos para el conjunto del municipio. El vial GH-01 es una infraestructura gris contradictoria con las políticas de mejora ambiental, choca con las iniciativas promovidas por la Unión Europea y no casa con el anunciado Plan.

Al intento de dañar irremediablemente el entorno BIC del Monasterio de San Pedro, conocido como “Los Jerónimos”, con esta infraestructura, se suma la perdida de caminos e itinerarios históricos, así como la sección de las acequias centenarias y sus quijeros, con la biodiversidad que albergan, protegidos estos elementos por el Plan General de Ordenación Urbana, además de que la propia acequia mayor de Aljufía cuenta ahora con protección al estar incoada como Bien de Interés Cultural.

Por todo ello, y a lo que habría que añadir la destrucción de suelo fértil y el arrasar suelo de Huerta tradicional de gran valor, no podemos quedar impasibles ante esta agresión al patrimonio, al paisaje y al medio ambiente, teniendo que llamar a la movilización social y asociativa, mediante acciones de difusión, concienciación y denuncia pública, además de promover cuántas acciones administrativas sean posibles para paralizar y anular esta iniciativa, además de, llegado el caso, poner esta actuación en manos de la justicia, ya sea contenciosa o penal.

Señor alcalde, debemos recordarle también la obligación legal que tiene este ayuntamiento de adaptar el planeamiento urbanístico vigente a la protección BIC que ostenta la zona afectada por el entorno de Los Jerónimos, tal y como manda la legislación de patrimonio cultural, condición previa y necesaria para cualquier actuación urbanística o de infraestructuras como la ahora promovida. Esta misma situación ya ha hecho que otros proyectos municipales de este ayuntamiento estén ahora mismo denunciados ante varias instancias e instituciones.

Respecto al vial que ahora se pretende construir, arrasar un suelo fértil de huerta protegida, con altos valores paisajísticos y culturales, incluso refrendados por la justicia, para un proyecto sin demanda social, ni necesidad en cuanto al actual tráfico que discurre por la zona y con un itinerario paralelo ya existente, está llevando a los vecinos del entorno y del resto del municipio a buscar si hay otros intereses que se puedan estar ocultando y que estén detrás del desarrollo de este proyecto.

El actual itinerario existente, a escasa distancia del vial proyectado, se completa en apenas cuatro minutos y unos segundos, no está colapsado ni presenta atascos, y se podría mejorar con algunas obras e inversiones que mejoren la actual conexión entre las dos vías que enlazaría la nueva carretera, demostrando su innecesaridad y el derroche de dinero público que supone, cuando desde su equipo se anunciaba recientemente que las cuentas municipales estaban prácticamente en bancarrota.

Desde nuestros colectivos, seguiremos trabajando para denunciar la barbaridad de esta iniciativa municipal, que asestaría un grave daño a la Huerta de Murcia, y que atenta contra las protecciones culturales de monumentos y elementos BIC, además de ir contra los criterios de protección como Patrimonio de la Humanidad de los Tribunales de Regantes del Mediterráneo Español, donde ya se señalaban las grandes infraestructuras como una grave amenaza para la conservación de la huerta y sus acequias.

Por todo ello, esperamos que a la mayor brevedad, anuncie que el Ayuntamiento de Murcia desiste de licitar y construir el vial GH-01, así como cualquier otro proyecto constructivo que siga arrasando el suelo fértil y el paisaje de la Huerta.

Agradeciendo su atención y en espera de su respuesta, reciba un cordial saludo.

 

Asociaciones, colectivos y entidades que suscriben este documento:

Asociación para la Conservación del Patrimonio de la Huerta de Murcia (HUERMUR)

Ecologistas en Acción – Región Murciana

Asociación Murcia Huerta Viva

Asociación AJVA – Centro de Estudios Patrimoniales Molino de Oliver

Asociación de Vecinos del Malecón y su Huerta

Asociación de Vecinos de La Ñora 2.0

El legado del agua – Aljucer

Huerta Bizarra

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba