Universidad e innovación

Campeón en el tatami y en la inserción laboral como ingeniero pese a la discapacidad

Campeón en el tatami y en la inserción laboral como ingeniero pese a la discapacidad

Aythami Santana, taekwondista paralímpico que acaba de terminar Ingeniería en Electrónica Industrial y Automática, consigue su primer empleo en la empresa en la que ha hecho prácticas a través de beca ONCE gestionada por la UPCT

“Trabajo, disciplina y constancia”, así resume su receta para el éxito deportivo, académico y profesional Aythami Santana, ingeniero en Electrónica Industrial y Automática por la UPCT y taekwondista paralímpico, ejemplo de inserción laboral inmediata tras acabar sus estudios en la Politécnica de Cartagena y realizar prácticas de empresa en la compañía BioNet, de Fuente Álamo, que lo ha contratado.

La historia de éxito profesional de Aythami es especialmente relevante por las dificultades que ha tenido que superar, como deportista, estudiante e ingeniero, dado que ha logrado todas estas metas con una sola mano. Este viernes 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

“El deporte es lo que más me gusta desde pequeño, cuando empecé a competir a alto nivel, ganando campeonatos del mundo y de Europa, pero al mismo tiempo sabía que siendo el Taekwondo un deporte minoritario, o estudiaba o me iba a quedar sin nada después de la vida deportiva”, comenta el joven ingeniero, satisfecho de que “poco a poco, se están cumpliendo también las metas laborales”.

“De pequeñito pensé en ser astronauta, como todos los niños, y cuando me dieron la oportunidad de poder venir a Murcia a entrenar, vi en la UPCT la carrera de Ingeniería Electrónica, que me abría opciones hacia ese mundo, y decidí matricularme”, cuenta el deportista canario sobre la elección de sus estudios universitarios.

“Compatibilizar el deporte de alto nivel y los estudios ha sido muy duro, ha requerido de esfuerzo y disciplina, estudiando en los aviones mientras iba a los campeonatos y privándome de visitar los países donde competíamos para quedarme estudiando”, rememora.

“La Universidad siempre me ha estado arropando, ayudándome a encontrar una empresa donde realizar las prácticas, pese a las dificultades por la pandemia, dándome la oportunidad de formarme en una empresa importante y eso, junto con la formación adquirida en la Escuela de Industriales, me ha llevado a conseguir un contrato de trabajo nada más terminar la carrera, algo que no mucha gente puede decir”, reflexiona.

Aythami ha logrado su primer empleo en la empresa en la que ha realizado sus prácticas durante este curso, a través de una beca de la Fundación ONCE y Crue-Universidades Españolas para estudiantes universitarios con discapacidad. Es un Programa Operativo de Inclusión Social y Economía Social 2014-2020 cofinanciado por el Fondo Social Europeo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba