Región

CCOO SE OPONE Y SE HA OPUESTO EN TODO MOMENTO A LA PROPUESTA DE LAS BASES DE ESTABILIZACIÓN DEL SINDICATO SIME

CCOO SE OPONE Y SE HA OPUESTO EN TODO MOMENTO A LA PROPUESTA DE LAS BASES DE ESTABILIZACIÓN DEL SINDICATO SIME

 

Como ya es sabido el sindicato Sime se opone a las bases de estabilización que se han negociado y cuentan con el visto bueno de CCOO, UGT y CSIF porque quiere que se apruebe su propuesta de valorar con 1,5 puntos el mes trabajado en la categoría objeto de estabilización (con un máximo de 100 puntos) y 1,1 la experiencia en otras categorías profesionales(con un máximo de 55 puntos) y que el criterio de desempate sea la antigüedad total en el Ayuntamiento de Murcia (sumando la de todas las categorías por las que una minoría de la plantilla haya podido pasar)

Si hacemos números con su propuesta, una persona que haya estado cinco años como ordenanza y diez meses como auxiliar administrativo, en la estabilización como auxiliar administrativo obtendría 55 puntos por su experiencia como ordenanza y 15 por su experiencia como auxiliar administrativo. Si tiene 600 horas de cursos obtendría 30 puntos en el apartado de otros méritos y alcanzaría un total de cien puntos en el total del concurso de estabilización (también obtendría cien puntos para la estabilización como ordenanza)

Otra persona que haya trabajado cinco años y nueve meses como auxiliar administrativo (un mes menos de antigüedad en el Ayuntamiento de Murcia) obtiene los mismos cien puntos y por el criterio de desempate propuesto por Sime se queda sin plaza, pudiendo resultar despedido e indemnizado.

En cuanto a la indemnización que según el sindicato Sime habría que pagar con dinero de todos, y con la que a partir de esta mañana quieren manipular a la opinión publica, conviene aclarar que el primer compañero/a tendría derecho a la indemnización correspondiente a 10 meses de trabajo como auxiliar administrativo (no olvidemos, que el puesto de trabajo de ordenanza en el que si que estaba en abuso de la temporalidad se lo dejó voluntariamente, cesó y tuvo un nuevo nombramiento como auxiliar administrativo, que no se confunda nadie hablando de promoción interna) y el segundo compañero/a tendría derecho a una indemnización por cinco años y nueve meses.

Al aplicar el criterio propuesto por Sime, no van a salir plazas de ninguna chistera, las plazas son las que son, desgraciadamente, si no pierde su puesto de trabajo una persona, lo perderá la otra (que con los criterios negociados tendrá muy buena posición en la bolsa y será llamada en breve u obtendrá plaza como ordenanza, categoría en la que en nuestro ejemplo tiene cien puntos y cinco años de experiencia). Se podrían poner muchos más ejemplos reales.

¿Qué parece más justo? ¿Qué le sale más caro a la ciudadanía?

En cuanto a la seguridad jurídica, las orientaciones dadas por la Secretaría de Estado de Función Pública hablan de valorar mayoritariamente la experiencia en el cuerpo, escala, categoría o equivalente de que se trate. Las bases que el resto de sindicatos apoyamos valoran con 0,3 puntos/mes, hasta un máximo de 30 puntos, la experiencia en otras categorías y con 1,2 puntos hasta un máximo de cien puntos (esto es, mayoritariamente) la categoría de la que se trate lo que todos entendemos se ajusta como un guante a dichas orientaciones.

Si Sime lograra imponer su propuesta, ¿de verdad alguien cree que, por ejemplo, un técnico de administración general con quince años como interino en la CARM (54 puntos por experiencia) iba a aceptar sin recurrir a la justicia que en una bolsa de trabajo se situara por delante de él cualquier interino de cualquier categoría del Ayuntamiento de Murcia con más de cuatro años y un mes de antigüedad? A nosotros mucha seguridad no nos transmite ese baremo.

Por último queremos puntualizar, con respecto a la afirmación aparecida en prensa de que el Sime representa al 70% de la plantilla municipal, y que suponemos habrán facilitado ellos a los medios en un alarde de optimismo, que en las últimas elecciones celebradas el pasado 16 de marzo, Sime obtuvo 1.102 de los 2.116 votos emitidos (un meritorio 52,08 %) de un censo de 3.040 trabajadores es decir el 36,25 % de plantilla, no el 70%.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba