ActualidadDestacadas

Celebración de la Festividad de la Pascua Militar en Cartagena

Presidida por el Almirante de Acción Marítima

Celebración de la Festividad de la Pascua Militar en Cartagena

Se ha realizado una recepción oficial en Capitanía General

06.01.22.- El Almirante de Acción Marítima (ALMART), vicealmirante Juan Luis Sobrino Pérez Crespo, ha presidido esta mañana en representación de Su Majestad el Rey, el acto celebrado en Cartagena con motivo de la Festividad de la Pascua Militar.

La recepción oficial ha tenido lugar en el Salón del Trono de Capitanía General, y a ella han asistido el Presidente de la Asamblea Regional de Murcia, Alberto Castillo Baños, el Delegado del Gobierno en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, José Vélez Fernández, el Consejero de Economía y Hacienda de la Región de Murcia, Luis Alberto Marín González, y el Teniente de Alcaldedel Ayuntamiento de Cartagena, Manuel Antonio Padín Sitcha. Asimismo, asistió el Almirante Jefe del Arsenal de Cartagena, vicealmirante Pedro Luis de la Puente García-Ganges, además de otros representantes de distintas instituciones civiles y militares, una comisión de Comandantes de buques y unidades de la Armada con base en Cartagena, y una comisión de oficiales, suboficiales, tropa y marinería de diferentes unidades de las Fuerzas Armadas.

En cumplimiento de las medidas de prevención sanitaria, este año no se ha realizado el desfile militar que tradicionalmente tiene lugar frente al edificio de Capitanía General. Asimismo, durante el acto, se han cumplido las mismas medidas de prevención sanitaria.

Acerca de la celebración de la Pascua Militar

La tradicional celebración de la Pascua Militar fue implantada por el Rey Carlos III el 6 de enero de 1782, en reconocimiento a la labor de las tropas hispano-francesas que, tras siete meses de asedio, recuperaron la isla de Menorca de manos de los ingleses. El rey ordenó, como prueba del entrañable aprecio a sus ejércitos, que en este día de los Santos Reyes Magos, que posteriormente pasaría a denominarse “de la Pascua Militar”, las autoridades reuniesen a las guarniciones para transmitirles en su nombre su más efusiva felicitación.

 

Audio

Galería de Fotos LUIS GODINEZ

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

DISCURSO DE LA PASCUA MILITAR 06 ENERO 2.022.

VICEALMIRANTE JUAN LUIS SOBRINO PÉREZ-CRESPO

Excmo. Sr. Presidente de la Asamblea Regional.

Excmo. Sr. Delegado del Gobierno en la Región de Murcia.

Excmo. Sr. Consejero de Economía y Hacienda de la Región de Murcia.

Ilmo. Sr. Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Cartagena.

Excmo. Sr. Almirante Jefe del Arsenal de Cartagena.

Ilmos. Sres. Capitanes de Navío y Coroneles.

Oficiales, Suboficiales, Guardias, Soldados y Marineros.

En tal día como hoy, hace 240 años, en la madrugada del 6 de enero de 1782, la guarnición inglesa refugiada en el castillo de San Felipe en la Isla de Menorca se rendía a las fuerzas españolas que habían desembarcado pocas semanas atrás. La escuadra franco-española la componían 33 buques de guerra y 51 de transporte que trasladaban a más de 8.000 soldados. Se hicieron 3.100 prisioneros entre militares y súbditos ingleses.

Esta victoria trascendental indujo al Rey Carlos III, como muestra de agradecimiento y real aprecio hacia sus ejércitos, a celebrar, en el día de la Epifanía del Señor, la tradicional Pascua Militar para conmemorar así la recuperación de la Isla de Menorca.  

Me corresponde el privilegio de asumir la representación de Su Majestad el Rey (Q.D.G.) en este emotivo acto castrense, que reúne a miembros de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil, y os he convocado para transmitiros, a vosotros y vuestras familias, su felicitación y mejores deseos en el nuevo año que comienza.

Quiero, en primer lugar, tener un recuerdo especial para todos los militares que durante el año 2021, nos abandonaron definitivamente y muy particularmente para aquellos que, en el cumplimiento del deber, entregaron sus vidas en el servicio a la patria. Recordamos con emoción al Sargento 1º D. Francisco Rodríguez Sánchez de la dotación del Hespérides, víctima del COVID 19, y a los miembros del Ejército de Tierra, Sargento D. Rafael Gallart Martínez y al Cabo Don Andrés Martínez Pérez, fallecidos en acto de servicio mientras realizaban ejercicios de preparación y adiestramiento en aguas cercanas a Cartagena.  

También al comienzo de mis palabras quiero tener un recuerdo muy especial de todos los compañeros que a día de hoy se encuentran separados de lo que más quieren en escenarios alejados del territorio nacional. A ellos y a sus familias nuestro reconocimiento y gratitud.

No quiero tampoco dejar de felicitar públicamente a los que hoy han sido condecorados con Cruces del Mérito; sois un ejemplo para vuestros compañeros y subordinados, y un estímulo para todos.

En el momento presente, como hace 240 años, los ejércitos de España siguiendo el mandato constitucional y el marco legal establecido, continúan prestando su total dedicación al pueblo al que sirven y del que forman parte.

Somos herederos del espíritu de aquellos que un 6 de enero de 1782 reconquistaron una parte del territorio nacional. Siguiendo esa línea de conducta, y con las distintas exigencias de cada época, las Fuerzas Armadas han desarrollado el pasado año una importante actividad tanto a nivel nacional como en el campo internacional, contribuyendo, de esta manera a la paz y seguridad mundial.

Submarinos y Cazaminas con base en Cartagena han participado en Operaciones y activaciones de fuerzas de la OTAN, miembros de la Fuerza de Guerra Naval Especial han desplegado en Irak y a bordo de la fragata que participa en la Operación Atalanta en aguas del Océano Índico, componentes de la Guardia Civil han formado parte de misiones desarrolladas en Bulgaria, Senegal y Mauritania, y personal destinado en el Regimiento de Artillería Antiaérea Nº 73 ha participado en la misión de apoyo a Turquía.

Miembros del Ejército de Tierra destinados en la región, han estado desplegados en Líbano y Mali, y el Buque de Acción Marítima “Furor” finalizó en julio un despliegue de 4 meses en aguas del Golfo de Guinea, donde realizó misiones de vigilancia marítima en las aguas de la costa occidental africana, actividades de cooperación militar y de diplomacia de defensa visitando media docena de países. Su presencia y apoyo en esa zona de creciente actividad de piratería, ha sido especialmente sentida y agradecida por nuestros compatriotas que en buques pesqueros faenan por esas aguas.

No quiero dejar de recordar a la dotación del “Hespérides”, que después de haber tenido que cancelar la Campaña Antártica del pasado año, navega en estos momentos sin sobresaltos rumbo al continente helado.

Los Zapadores Paracaidistas del Ejército del Aire han estado desplegados en Irak y Senegal, y ellos, junto a la PAPEA, han alcanzado la significativa cifra de los 200.000 lanzamientos paracaidistas a lo largo de su historia.

En la Academia General del Aire, en el mes de julio 120 nuevos Tenientes recibieron sus despachos en el Acto presidido por Sus Majestades los Reyes, y este año han comenzado a recibir los nuevos sistemas de adiestramiento PilatusPC 21 que sustituirán el próximo curso a los veteranos C101.

Los Reyes, acompañados de la Princesa de Asturias y de la Infanta Doña Sofía, presidieron la ceremonia de amadrinamiento del nuevo submarino Isaac Peral, del que Doña Leonor fue su madrina, y Don Felipe visitó de nuevo Cartagena para participar en los actos de conmemoración del LXXV Aniversario de la Flotilla de Medidas Contraminas, visitando sus instalaciones y saliendo a la mar en el Cazaminas “Tambre”.

En el marco de la Operación Indalo 2021 desarrollada a nivel nacional, dirigida por la Guardia Civil y coordinada por la Agencia Europea de Fronteras (FRONTEX), con el objetivo principal de realizar un control efectivo de las fronteras aéreas y marítimas del sur peninsular para evitar el tráfico ilegal de personas, a lo largo de 2.021 se ha procedido a la interceptación en aguas y costas de la Región de Murcia de más de 3.600 inmigrantes irregulares de nacionalidad argelina, y cerca de 300 embarcaciones tipo patera.

Merece igualmente una mención especial la aportación a la seguridad nacional que día a día prestan nuestras unidades y que muchas veces pasa desapercibida a los ciudadanos. Esta aportación se materializa en una actividad permanente cuyo objetivo es garantizar el ejercicio de las actividades lícitas en los espacios aéreo, marítimo y terrestre, detectando y contrarrestando las amenazas que se puedan presentar. Estas misiones de carácter permanente son poco conocidas pero constituyen el pilar fundamental de nuestra seguridad y son las que permiten el normal desarrollo de las actividades de nuestra sociedad en todos los campos.

Permítanme destacar la fraternal relación que une a las Fuerzas Armadas con el Cuerpo Nacional de Policía, la Guardia Civil, la Dirección General de la Marina Mercante, la Sociedad Estatal de Salvamento Marítimo y la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera.

La contribución de las Fuerzas Armadas en la lucha contra la pandemia, y al servicio de la sociedad a lo largo del año que acabamos de despedir ha sido destacable. En la primera fase de la Operación Baluarte, que se dio por finalizada el 3 de mayo, un equipo de 100 rastreadores militares apoyó al Servicio Murciano de Salud en coordinación con la Consejería de Sanidad de la Comunidad Autónoma. Lamentablemente, la actual sexta ola de contagios, ha obligado a reactivar de manera urgente a 50 rastreadores que llegarán a 100 a lo largo del presente mes, y también se han puesto a disposición de la Comunidad 4 equipos de vacunación.

El servicio de las Fuerzas Armadas a la ciudadanía en las operaciones BALMIS y BALUARTE es una clara muestra del compromiso con nuestros compatriotas allí donde se precise, incluso en misiones no militares de apoyo a la sociedad civil.

Estas actividades, desarrolladas siempre con ilusión, vocación de servicio y espíritu de trabajo en equipo, han sido objeto de múltiples muestras de afecto y agradecimiento por parte de los representantes de la sociedad.

Otro aspecto que quisiera poner en relieve es el extraordinario impulso a la actividad económica de la Región de Murcia que supone la construcción e investigación de sistemas y buques, el sostenimiento de los buques de la Armada, de las aeronaves del EA o del diverso material del ET, sin olvidar el mantenimiento de las instalaciones asociadas a bases, escuelas, y acuartelamientos llevados a cabo por empresas locales.

Como es sabido, durante el año 2021 ha pasado a formar parte del paisaje de nuestro puerto el Buque de Transporte del Ejército de Tierra “Ysabel” y, en cuanto a construcciones, el S 81 “Isaac Peral” ha venido realizando los diversos hitos establecidos en las pruebas de puerto, y está previsto que comience las pruebas de mar esta próxima primavera. Al mismo tiempo continúa la construcción en grada del segundo y tercer submarino del programa.

Otro hecho reseñable es la puesta a flote del submarino “Galerna”, que afronta los últimos hitos de su quinta gran carena extraordinaria. También en el ámbito delsostenimiento, es importante decir que el Arsenal de Cartagena apoya eficaz y eficientemente a una veintena de buques de la Armada y unidades de Infantería de Marina ubicados en esta ciudad, así como a las infraestructuras correspondientes a todas las instalaciones navales en Cartagena y Comandancias Navales desde Almería a Barcelona, incluyendo las Islas Baleares.

Las obligadas restricciones no nos han permitido mantener la intensa relación mantenida con la sociedad murciana en años anteriores, ya que las medidas de seguridad no nos han permitido mostrarnos a la sociedad como nos hubiese gustado. Se han tenido que prohibir las visitas a nuestras unidades gran parte del año, apenas se han podido realizar Juras de Bandera de Personal Civil, y los actos castrenses con presencia de público han tenido que ver restringido su aforo.

En el ámbito divulgativo, la Delegación de Defensa en Murcia ha coordinado con 126 colegios e institutos de la Región charlas de orientación profesional on line y otras 14 presenciales a partir de septiembre, teniendo una gran aceptación por parte de los centros educativos.

Voy terminando. A pesar de que esta pandemia nos ha demostrado en 2021 que no podemos confiarnos, os pido que encaremos este año 2022 con ánimo e ilusión. En este día tan significativo para nosotros como militares, le pedimos a Nuestro Señor en el día de su Epifanía, que guarde esta tierra murciana y a sus gentes, proteja a nuestras familias y nos guíe y ayude a cada uno de nosotros en nuestro quehacer diario al servicio de España.

Con la certeza de que unidos y fieles a nuestro juramento o promesa de servir a España somos más fuertes y capaces, haré llegar a S. M. el Rey nuestros mejores deseos de paz y felicidad para él y su familia, y el testimonio de lealtad, respeto y consideración personal de todos los miembros de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil en la Región de Murcia.

Y, para terminar, apoyados en los valores que emanan de nuestra Constitución, con el espíritu de compromiso y servicio permanente que nos une a nuestra Patria, os pido que, con ilusión y determinación, os unáis a mí en las voces que refrendan nuestro amor a España y lealtad a Su Majestad el Rey.

¡VIVA ESPAÑA!

¡VIVA EL REY!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba