Universidad e innovación

Cerca de un centenar de agricultores de la Región de Murcia y Andalucía participan en un proyecto pionero a nivel internacional de regeneración sostenible de suelos, impulsado por un organismo de Cartagena

Cerca de un centenar de agricultores de la Región de Murcia y Andalucía participan en un proyecto pionero a nivel internacional de regeneración sostenible de suelos, impulsado por un organismo de Cartagena

Esta iniciativa nace de Rationally Regenerated Soil (RRS), el primer organismo de asesoría y certificación de regeneración sostenible

El Centro Agrotecnológico Experimental (Ceatex), ubicado en La Palma (Cartagena), pone en marcha el primer organismo a nivel internacional de asesoría y certificación de regeneración sostenible para suelos agrícolas. Actualmente, en fase inicial, casi un centenar de agricultores de la Región de Murcia y Andalucía han participado en este proyecto con el que podrán mejorar el estado de sus suelos, la fertilidad de la tierra y, por tanto, la calidad y rentabilidad de sus cultivos.

Este proyecto se desarrolla en un estándar europeo para la regeneración racional y sostenible de los suelos agrícolas, mediante un sistema de mejora continua, basado en la unión del conocimiento científico y la experiencia técnica de campo mediante un marco de referencia.

En primer lugar, se realiza un análisis físico del terreno, que permite conocer qué tipo de suelo es y sus características. De esta manera se estudia qué estrategias y soluciones de mejora aplicar y las que mejor se adapten a él. Por otro lado, se realiza un análisis químico, que permite conocer detalladamente los elementos presentes en el suelo y su disponibilidad para los microorganismos del suelo y los cultivos. En él se analizan más de 35 parámetros relacionados con el contenido mineral del suelo y los elementos más importantes (nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio, sodio, azufre, hierro, cobre, zinc, manganeso y boro) además de sus relaciones entre ellos.

Asimismo, se realiza un análisis biológico, esencial para conocer la salud del suelo, ya que un suelo sano es aquel que presenta diversidad microbiológica y una buena proporción de materia orgánica. Por último, se realiza un análisis genético que aporta datos sobre el riesgo de patógenos, rutas metabólicas, diversidad de especies, capacidad de resistencia y su papel en la salud y rendimiento de los cultivos.

Una vez se realizan estos análisis cuantitativos, los agricultores reciben un certificado que especifica su tipo de suelo. Existen cuatro tipos de categorías, desde un Precertificado hasta un certificado Oro, pasando por la categoría Bronce y Plata. El trabajo de RRS es ofrecerle al agricultor un programa de asesoría específica continua sobre su tipo de suelo para obtener resultados cada vez mejores hasta llegar a un suelo agrícola regenerado 100 por ciento sostenible.

Este asesoramiento se basa en compartir con el agricultor prácticas medioambientalmente sostenibles para proteger el entorno natural, lo que marca la diferencia de cara a productores y consumidores que cada vez demanda más este tipo de prácticas de respeto medioambiental. Además, con esta sostenibilidad se ve claramente beneficiado el entorno del Campo de Cartagena y el Mar Menor.

Obtener un suelo regenerado supone la consecución de 11 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) marcados por la Organización de Naciones Unidas en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible: Fin de la pobreza; Hambre cero; Igualdad de género; Agua limpia y saneamiento; Trabajo decente y crecimiento económico; Reducción de las desigualdades; Ciudades y comunidades sostenibles; Producción y consumo responsables; Acción por el clima; Vida de ecosistemas terrestres; y Alianzas para alcanzar objetivos.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba