Universidad e innovación

Científicos de la UMU describen un método simple y económico que podría ayudar a evaluar la inmunidad en pacientes con COVID-19

Científicos de la UMU describen un método simple y económico que podría ayudar a evaluar la inmunidad en pacientes con COVID-19

 

La prueba, poco invasiva, podría realizarse simplemente con una muestra de saliva.

 

El grupo Interlab-UMU, dirigido por el profesor de la Universidad de Murcia (UMU) José Joaquín Cerón, ha validado un método automatizado, fácil de realizar y económico, que podría permitir estimar la función de los linfocitos T, un componente fundamental en la respuesta inmune en pacientes con coronavirus.

 

En este trabajo, publicado en la revista Clinical Chemistry and Laboratory Medicine, una de las más reconocidas en el campo de los análisis clínicos, se ha validado un método que permite medir la actividad de la enzima Adenosina Deaminasa (ADA) de forma automatizada en saliva.

 

Además, se realizó una prueba piloto donde se observó que pacientes afectados con Covid-19 tenían valores elevados de esta enzima en la saliva, indicando una respuesta inmunitaria del organismo frente al virus.

 

Este estudio ha contado con la colaboración de los profesores de la UMU Alberto Torres, del Departamento de Medicina Preventiva del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca, Mª José Alcaraz, del Departamento de Genética y Microbiología de la Universidad de Murcia y Enrique Bernal, de Medicina Interna-Enfermedades Infecciosas del Hospital General Reina Sofía.

 

El papel de ADA

 

La enzima analizada se produce por las células linfoides y se considera que su determinación puede servir para evaluar la actividad de estas células de una forma simple y sin necesidad de procedimientos más complejos, que requieren más tiempo para realizarse y son más costosos.

 

Además, al poder medirse en saliva, pueden aprovecharse todas las ventajas asociadas al uso de este tipo de muestra, como la facilidad de obtención sin necesidad de personal especializado, reduciendo los riesgos de contagio.

 

El grupo de trabajo está actualmente realizando un estudio con una mayor población para evaluar si este marcador puede también estar relacionado con la severidad o el pronóstico de la enfermedad por Covid-19.

 

“Una de sus aplicaciones potenciales en el futuro podría ser el uso para evaluar la inmunidad celular en personas vacunadas”, resalta José Joaquín Cerón.

 

Más información:

 

Puede encontrar el artículo en: https://www.degruyter.com/document/doi/10.1515/cclm-2021-0324/html

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba