Región

Consa Martínez: “El Gobierno regional vive del dinero para ayudas de vivienda que recibe del Gobierno de España y de fondos europeos que se atribuye como propios”

Consa Martínez: “El Gobierno regional vive del dinero para ayudas de vivienda que recibe del Gobierno de España y de fondos europeos que se atribuye como propios

Pedro López denuncia que los gastos de capital del presupuesto anterior de la Consejería de Fomento e Infraestructuras presentan una ejecución del 34,71 por ciento, teniendo pendientes de ejecutar, a 31 de octubre de 2021, 100 millones de euros, y en cuanto a las inversiones, solo hay ejecutadoun 42 por ciento, quedando pendientes de ejecutar casi 50 millones de euros

La diputada socialista Consa Martínez ha criticado que en la Región de Murcia no haya una política propia de vivienda, ya que el Gobierno regional vive del dinero que recibe para ayudas y subvenciones destinadas a vivienda que recibe del Gobierno de España y de fondos europeos, que, con todo el descaro, se atribuyen como propios.

El consejero de Fomento miente a la ciudadanía, manipula la información, pero es incapaz de gestionar y gastar esos fondos para que lleguen a las manos de quienes necesitan estas ayudas para acceder a una vivienda. La ineptitud de este consejero está perjudicando a los murcianos y murcianas que más dificultades económicas tienen”, ha señalado.

En este sentido, ha indicado que la Dirección General de Vivienda es como si no existiera, ya que los datos sobre la liquidación del presupuesto de 2021son absolutamente escandalosos. En un principio, el presupuesto para vivienda era de 29,5 millones de euros, pero con las aportaciones que la CARM ha recibido del Gobierno de España, aumentó a 59 millones.

La ejecución en 2021 de la Dirección General de Vivienda ha sido del 22 por ciento. Solo han gastado 13 millones de un total de 59 millones de euros para políticas de vivienda. Se dice pronto, pero han dejado sin gastar 45 millones. Llegan tarde en la convocatoria de las ayudas, no las gestionan, y lo peor, no las gastan. Es una vergüenza y un desprecio absoluto a la ciudadanía que peor lo está pasando”, ha denunciado.

Finalmente, ha indicado que la subida de las partidas de los presupuestos para vivienda en ningún caso se debe a inversiones del Gobierno regional, sino a los fondos europeos, enmarcados en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España, además de las partidas para el nuevo Plan Estatal de vivienda.

Por su parte, el diputado regional Pedro López ha indicado que los gastos de capital del presupuesto anterior de la Consejería de Fomento e Infraestructuras presentan una ejecución del 34,71por ciento, teniendo pendientes de ejecutar a 31 de octubre de 2021, 100 millones de euros. Y en cuanto a las inversiones, solo hay ejecutados un 42 por ciento, quedando pendientes de ejecutar casi 50 millones de euros.

Así, y si analizamos la ejecución de los programas de gasto de la Dirección General de Carreteras, en un estado de abandono palpable y deplorable, nos encontramos con que la ejecución es bastante pobre”, ha señalado.

En este sentido, ha explicado que hay proyectos importantes con una ejecución prácticamente nula,año tras año, lo que demuestra la desidia, falta de planificación, ausencia de trabajo y de planificacióndel Gobierno regional. Del programa de conservación de la red viaria, solo se ha ejecutado un 36 por ciento del presupuesto; de planificación y mejora de la red viaria, el 49 por ciento, y de seguridad vial, el 15 por ciento.

“¿Cómo se explica esto? Igual ocurre en materia de transportes y puertos: la ejecución en puertos y costas es de un 12 por ciento, y en transporte de un 6,5 por ciento. Probablemente estamos asistiendo al ocaso de un sistema de trabajo y de gestión de servicios públicos fundamentales para la población. Y para 2022, más de lo mismo, con disminuciones importantes”, ha concluido.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba