Región

Convertir el Mar Menor en Parque Regional obvia la realidad y dotarlo de personalidad es una extravagancia jurídica

Protección jurídica para el Mar Menor

Convertir el Mar Menor en Parque Regional obvia la realidad y dotarlo de personalidad es una extravagancia jurídica

En palabras de Santiago González-Varas, catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Alicante, no hace falta añadir más figuras jurídicas, sino profundizar en el cumplimiento de la normativa vigente y exigirlo a los poderes públicos.

Según el experto, un Parque Regional sería jurídicamente viable si en la zona hubiera arbustos, no una agricultura sostenible de alta productividad”.

La normativa europea contempla que el Mar Menor y la agricultura son dos bienes compatibles y jurídicamente hay soluciones que aúnan ambos elementos, algo que esta propuesta no contempla”, explica el catedrático.

Murcia, 12 de abril de 2021 – La idea de dotar al Mar Menor de personalidad jurídica es una “extravagancia jurídica” y la de convertirlo en un Parque Regional obvia parte de los hechos: en la zona no hay arbustos sino una agricultura sostenible y productiva según Santiago González-Varas, catedrático de Derecho Administrativode la Universidad de Alicante, doctor honoris causa, así como doctor en España y también en Dresde (Alemania), autor de 70 libros jurídicos.

Si hay soluciones jurídicas que permiten compatibilizar la protección del Mar Menor con el respeto por el medio ambiente y la agricultura productiva debe optarse por ellas:no resulta necesario añadir más figuras jurídicas, suplantando las decenas de normas existentes, expresa.

En ese sentido, el catedrático apuesta por soluciones jurídicas efectivas: el puro cumplimiento de la ley o la reforma de leyes concretas por los cauces jurídicos propios”.

En su opinión, en el derecho español la jurisprudencia constitucional no permite además la aprobación de una figura jurídica o una ley que nos lleve a un marco legal confuso e indeterminado, advierte.

Mar Menor y agricultura, dos bienes compatibles

Aunque admite que es de agradecer “cualquier propuesta que añada soluciones al debate”, González-Varas sugiere que jurídicamente hay opciones que compatibilizan los elementos en juego: esto es la agricultura por un lado y el Mar Menor por otro lado. “No son por tanto de recibo propuestas que solo piensan en uno de los dos factores”, detalla. “La protección del Mar Menor y la agricultura son dos bienes compatibles y complementarios y ya hay soluciones jurídicas que compatibilizan ambos elementos” declara el catedrático.

En esencia, González-Varas se refiere a la normativa europea de exigencias ambientales a la agricultura, y concretamente, en la zona del Mar Menor, a los planes hidrológicos de cuenca y al Plan Vertido Cero. “No se justifican soluciones drásticas si hay una solución posiblecomo la compatibilidad entre la agricultura y Mar Menor y el vertido cero, siempre que se ejecuten los planes de cuenca”, especifica.

La Unión Europea promueve normativas y directivas que ponen en valor la compatibilidad entre la agricultura y el medio ambiente en el Mar Menor, algo que esta propuesta de convertir el Campo de Cartagena en un Parque Regional excluye por completo”, asegura.

Un Parque Regional sin recorrido jurídico

En concreto, con respecto a la creación de un Parque Regional, el catedrático señala que no es viable en un plano jurídico, y alerta de que supondría acabar con la agricultura. “Sería jurídicamente correcta si hubiera en la zona una realidad acorde a la misma, es decir, si en la zona hubiera fundamentalmente árboles o arbustos, pero no una agricultura de alta productividad”, precisa.

El Tribunal Supremo valora el hecho de la “alta productividad agrícola” como factor que impide cambios abruptos o radicales de la calificación de suelos”, detalla.

Asimismo, recuerda que habría que considerar otros aspectos como la libertad de empresa, recogida en al artículo 38 de la Constitución y el derecho a la propiedad del artículo 33. “No es acorde al principio de proporcionalidad jurídica tan propugnado por el Tribunal Constitucional”, explica. Además, el jurista incide en que este tipo de medidas “se hacen indemnizando, pero no gratis”.

La extravagancia de dotar con personalidad jurídica alMar Menor

En relación a la propuesta de otorgar personalidad jurídica al Mar Menor el jurista considera que la idea de aprobar una ley de contenido abierto para proteger el Mar Menor es inusual porque nadie puede pretender que se deroguen, se inapliquen o se suplanten, de esa forma las leyes existentes”. Una nueva ley no puede ser incompatible con la ya existente y con una intención final de criminalizar a una de las partes implicadas”, detalla.

GonzálezVaras lo sitúa en su contexto necesario: “Si se pretende defender el Mar Menor, lo suyo no es otorgar personalidad jurídica al Mar Menor, sino profundizar en el cumplimiento del derecho vigente”, enuncia.

Por ello, el jurista aboga por exigir a los poderes públicos que profundicen en el cumplimiento de la normativa vigente. A su vez cree que estas propuestas “no gozan de base suficiente porque no colman una laguna jurídica, desde el momento en que el derecho ya contempla medidas de protección tanto en lo material como en lo procesal”, finaliza.

 

Manuel Recio

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba