Municipios y pedanías

Cultura certifica a Huermur la ilegalidad de las placas inteligentes colocadas en calles del Centro Histórico

Cultura certifica a Huermur la ilegalidad de las placas inteligentes colocadas en calles del Centro Histórico

Huermur presentó una denuncia en febrero ante la Consejería de Cultura al conocer la instalación por el Ayuntamiento de Murcia de decenas de “placas inteligentes” en edificios protegidos por sus valores culturales, y en entornos patrimoniales del centro histórico de la ciudad de Murcia.

Cultura ha remitido recientemente a Huermur un informe donde se pone de manifiesto la prohibición de colocar estas placas en lugares y edificios protegidos, y por lo tanto, certifica a Huermur la ilegalidad de las mismas tal y como se había denunciado.

Huermur solicitará al ayuntamiento conocer el coste total de estas placas de calles, así como el de su instalación y posterior retirada. Igualmente solicitará que se estudie por los servicios jurídicos municipales repercutir estos costes a los responsables municipales que ordenaron y autorizaron la colocación.

 

Murcia, 30 de abril de 2021

La Asociación para la Conservación del Patrimonio de la Huerta de Murcia (Huermur) presentó una denuncia en febrero ante la Consejería de Cultura de la Región de Murcia al conocer la instalación por el Ayuntamiento de Murcia de decenas de “placas inteligentes” en edificios protegidos por sus valores culturales, y en entornos patrimoniales del centro histórico de la ciudad de Murcia. Huermur solicitó saber si contaban con la debida autorización previa y permisos otorgados por la Dirección General de Bienes Culturales, en cuanto a su afección a monumentos y bienes declarados BIC en la ciudad de Murcia y elementos del patrimonio cultural, conforme al artículo 38, 40 y otros de la Ley 4/2007 de Patrimonio Cultural.

Ahora Cultura ha remitido a Huermur un informe de la Dirección General de Bienes Culturales donde se pone de manifiesto la prohibición de colocar estas placas en lugares y edificios protegidos de Murcia, y por lo tanto, certifica a Huermur la ilegalidad de las mismas tal y como se había denunciado por la entidad conservacionista.

La administración regional indica en su informe sobre las placas de los nombres de calles, que “Las placas no deberán sustituir, competir o duplicar ninguna placa histórica realizada en mármol o material similar. Las placas no deberán situarse en ningún edificio catalogado ni declarado Bien de Interés Cultural. Por lo tanto, las placas que no cumplan con lo dicho anteriormente deberán ser retiradas ya que su llamativo color blanco desentona con la mayoría de las edificaciones del Conjunto Histórico”.

Huermur señala que aún queda una gran cantidad de “placas inteligentes” ancladas y repartidas por numerosos edificios protegidos del centro histórico de la ciudad, pese a que Cultura ha informado de que “Una vez recibido el escrito de la Dirección General, el ayuntamiento de Murcia procedió a retirar 40 placas que consideraron que fueron colocadas por error en lugares inadecuados”.

La entidad conservacionista anuncia que va a realizar una nueva batida por el centro histórico de la ciudad para detectar las placas que aún no han sido retiradas, ya que la Dirección General de Bienes Culturales señala en su reciente informe que “Continúa en vigor lo expuesto en el escrito en el que se indicaba que las citadas placas no deben ser colocadas en inmuebles que estén clasificados como pertenecientes al patrimonio histórico de la Región de Murcia, independientemente de la categoría de los mismos”. Por ello procederá a comunicar al Ayuntamiento de Murcia y a Cultura las que aún existen, e instará su retirada inmediata.

Huermur también denunció en febrero que ante el revuelo generado en redes sociales tras la denuncia de Huermur, el ayuntamiento había retirado y despegado de las fachadas diversas placas, pero se habían producido daños y manchas de pegamento, incluso sobre monumentos protegidos como Bien de Interés Cultural BIC. Ahora Cultura ha informado que “En cuanto a los daños ocasionados a las fachadas de los inmuebles clasificados, será el propio ayuntamiento el que deba proceder a su reparación.”

En el mismo sentido se ha pronunciado el presidente de Huermur, Sergio Pacheco, señalando que: “De nuevo se ponen en evidencia las chapuzas e improvisaciones que el Ayuntamiento de Murcia y su anterior corporación han venido haciendo hasta ahora, con la excusa de la supuesta modernidad y la smart-city, en el centro histórico de la ciudad de Murcia”, añadiendo que “el patrimonio y los monumentos no son lienzos para colocar este tipo de ocurrencias de los políticos de turno”.

Por último, la entidad conservacionista solicitará al ayuntamiento conocer el coste total en euros de estas placas de calles, así como el de su instalación y posterior retirada. Igualmente  solicitará que se estudie por los servicios jurídicos municipales repercutir estos costes a los responsables municipales que ordenaron y autorizaron la colocación de las citadas “placas inteligentes” con el nombre de las calles.

La Consejería de Cultura señala que no tiene constancia del pregonado proyecto “estrategia Murcia Smart City”.

Huermur comunicó a la Consejería de Cultura que la colocación de estas placas por parte del Ayuntamiento de Murcia no fue un hecho aislado, toda vez que como bien anunció la entidad local, las mismas forman parte del proyecto “estrategia Murcia Smart City”, por lo que sería de aplicación el artículo 39 de la Ley 4/2007 sobre la necesidad de justificación de proyectos de intervención sobre bienes inmuebles de interés cultural, como este es el caso, ya que se ha podido saber por lo pronto se instalaron placas en el entorno de la Catedral, Plaza del Romea y Santo Domingo, en el perímetro de la Muralla Medieval y por todas las calles que siguen el trazado de la Muralla Medieval.

Por ello, Huermur solicitó saber si el citado proyecto de “estrategia Murcia Smart City” del Ayuntamiento de Murcia había sido informado y autorizado en sus aspectos de afección e intervención en elementos protegidos del patrimonio cultural, conforme indican los artículos 38, 39, y 40 de la Ley 4/2007. Ahora Cultura ha respondido en su informe que “En relación con el proyecto Smart City, no existe ningún expediente con este título en el Servicio de Patrimonio”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba