Municipios y pedanías

Cultura inicia un “macro expediente” para descontaminar el centro histórico de Murcia de cableados e instalaciones tras la denuncia de Huermur

Cultura inicia un “macro expediente” para descontaminar el centro histórico de Murcia de cableados e instalaciones tras la denuncia de Huermur

Tras la denuncia de Huermur la Dirección General de Patrimonio Cultural ha iniciado un “macro expediente” administrativo para que se lleve a cabo la adecuación visual y paisajística de numerosos monumentos y espacios públicos protegidos como BIC del centro histórico de Murcia.

El expediente incoado abarca gran cantidad de monumentos BIC de la ciudad como el Puente Viejo, la Iglesia de Santo Domingo, el yacimiento de San Esteban, o las Claras, y espacios protegidos como la plaza de Belluga, la plaza de las Flores, Santa Catalina, la calle Trapería o el Jardín de Floridablanca, entre otros tantos.

Huermur ha solicitado además que se incluyan en las actuaciones a realizar los numerosos escudos heráldicos protegidos como BIC y ubicados dentro del recinto del conjunto histórico que están afectados por cableados eléctricos.

 

Murcia, 28 de noviembre de 2022

La Asociación para la Conservación del Patrimonio de la Huerta de Murcia (Huermur) ha logrado que la Consejería de Cultura, a través de la Dirección General de Patrimonio Cultural, inicie un “macro expediente” administrativo para llevar a cabo la descontaminación visual del centro histórico-artístico de la ciudad de Murcia y la retirada de cableados, carteles, publicidad, antenas, vallas, etc. de acuerdo a la regulación de la Ley 4/2007, de Patrimonio Cultural de la Región de Murcia.

La Consejería de Cultura indica en su resolución que en los últimos años, y de manera continuada, se han recibido denuncias de Huermur sobre la afección al Conjunto Histórico de la ciudad de Murcia por instalaciones no autorizadas e inadecuadas, como puede ser la colocación de publicidad, vallas, carteles, cables, antenas, toldos, grafitis y pintadas, etc., todas ellas en relación con las fachadas de monumentos y en los espacios públicos. La resolución de Cultura que inicia el procedimiento añade además que con las denuncias presentadas se pone de manifiesto que dichas instalaciones “impiden o menoscaban la apreciación del Bien de Interés Cultural, y amenazan la integridad e identidad del mismo, de acuerdo a lo que establece el artículo 43 de la Ley 4/2007, de Patrimonio Cultural de la Región de Murcia, sobre instalaciones en los conjuntos históricos”.

La resolución que ha dado el pistoletazo de salida al expediente señala la dejación de funciones del propio ayuntamiento de Murcia, al remarcar que “dichas denuncias que se fueron comunicando al Ayuntamiento de Murcia no han logrado hasta ahora el objetivo de mejorar la apreciación del Conjunto Histórico, por lo que se debe iniciar de oficio desde la Dirección General de Patrimonio Cultural, el expediente para su tramitación administrativa, con objeto de que se dé cumplimiento a los deberes de cooperación y colaboración de las Administraciones Públicas y de las Entidades Locales en particular, para la conservación y protección del patrimonio cultural de la Región de Murcia”.

Huermur ha indicado que tras años de constantes denuncias, enmarcadas dentro del ‘Plan PatrimurSOS’, al final se ha conseguido que la administración reaccione y comience a actuar para poner freno al deterioro del conjunto histórico de la capital murciana, actualmente asediado por marañas de cables, carteles, pintadas, antenas y una larga lista de afecciones que impiden una correcta conservación del patrimonio histórico, y lo que es peor, que la ciudadanía no lo pueda disfrutar en las debidas condiciones.

El procedimiento de la Consejería de Cultura abarca gran cantidad de monumentos declarados Bien de Interés Cultural BIC como pueden ser: el Puente de los Peligros, el Teatro Romea, el Paseo del Malecón, la Catedral y la Capilla de los Vélez, la Iglesia de Santo Domingo, la Ermita de los Pasos de Santiago, el yacimiento de San Esteban, el Hospicio de Santa Florentina, la iglesia y convento de Santa Clara, el Museo Salzillo, el Museo Arqueológico o el instituto Cascales, etc.

A los monumentos anteriores, se han añadido diversos espacios públicos y entornos de protección BIC como pueden ser: las plazas de Martínez Tornel, Belluga, Glorieta de España, de la Cruz, Apóstoles, San Juan, las Flores, Santa Catalina, Hernández Amores, Santa Eulalia, Santo Domingo, así como las calles Trapería, Salzillo, Serrano Alcázar, etc.

Por último, la entidad conservacionista remarca que resulta lamentable y dantesco el estado actual en el que se encuentran numerosos puntos y zonas del casco antiguo de la ciudad, por lo que se hace más que necesario que la Consejería de Cultura ponga orden e inste medidas de adecentamiento para descontaminar visualmente lugares y monumentos emblemáticos de Murcia, visto que el ayuntamiento pasa olímpicamente del tema.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba