Sucesos

Detenidas 9 personas el Los Alcázares, dueños y gestores de una empresa, por explotar laboralmente a personas en situación irregular

Los Alcázares

La Policía Nacional detiene a 9 personas, dueños y gestores de una empresa, por explotar laboralmente a personas en situación irregular

La mercantil, dedicada al transporte de autobuses y de personal laboral del sector agrícola, presuntamente se aprovechaba de la precaria situación económica de ciudadanos extranjeros y sin permiso de trabajo para obtener mano de obra barata, mezclándola entre lostrabajadores regulares que transportaba
Los empresarios aumentaban así sus ganancias, pagándoles a los trabajadores irregulares un salario reducido y no tenerlos dados de alta en la Seguridad Social

Murcia, 7 de diciembre de 2021. Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención de nueve personas como presuntos autores de delitos de pertenencia a organización criminal, contra los derechos de los trabajadores, contra los ciudadanos extranjeros, así como porfalsificación de documentos y usurpación.

En mayo del presente año la Jefatura Superior de Policía de la Región de Murcia tuvo conocimiento de la presencia en nuestra ComunidadAutónoma, concretamente en la localidad de Los Alcázares, de un entramado empresarial de transporte de autobuses y de trabajo temporal que desarrollan su actividad desde hace varios años. Parte de su actividad se desarrollaba de forma legal, siendo cuestionable la legalidad del resto de sus líneas empresariales.

Empresarios se aprovechan de la situación de necesidad de personas en situación irregular para obtener mano de obra barata

Entre las misiones encomendadas a la Policía Nacional se encuentra la persecución del fraude cometido por empresarios, llevado a cabo mediante la simulación de relaciones laborales con ciudadanos extranjeros, con la finalidad de explotar laboralmente a aquellos que se encuentran de forma irregular en nuestro país, toda vez que con ellose consigue mano de obra barata sin necesidad de darlos de alta en la Seguridad Social.

Los propietarios de mercantiles investigadas se aprovechan de la situación de extrema necesidad en la que se encuentran gran parte de los ciudadanos extranjeros en situación irregular en nuestro país,agravada por la actual situación de crisis económica y pandémica. Con objeto de obtener un importante lucro económico, consiguen mano de obra barata a la que privan de derechos laborales y de salud básicos, reduciendo considerablemente de esta manera el coste de cada trabajador puesto que realizan las labores agrarias a cambio de una remuneración muy reducida. Las empresas se revisten de un entramado societario para dar un soporte legal con el que envolver dichas actividades criminales: establecimiento de empresas de trabajo temporal (ETTs), asesoramiento de prestigiosos gabinetes de economistas, abogados, asesorías, gestores, etc.

 

Desde los jefes hasta el escalón inferior, todos arrestados

Puesta en marcha la investigación se pudo constatar la existencia de una organización criminal dedicada y especializada en la explotación laboral de inmigrantes irregulares así como en el empleo y ocupación reiterada de ciudadanos extranjeros que carecen de permiso de trabajo.Dichas empresas estaban regentadas por los «jefes de la organización»,dos varones de nacionalidad española de 45 y 47 años de edad, rodeados por personas de confianza: un gestor del ámbito económicotanto legal como ilegal y los gestores de personal quienes mantenían una relación directa con los «jefes de cuadrillas» e incluso con los propios trabajadores.

Las diferentes gestiones de indagación han permitido constatar a los investigadores que los numerosos autobuses que transportan trabajadores de la empresa al campo trasladan en su interior, mezclados entre trabajadores con permiso de trabajo y legalmente contratados, otros que por el contrario se encuentran en situación irregular en España, sin permiso de trabajo y por tanto sin autorización para trabajar o para ser contratados por la citada empresa.

 

Con suficientes indicios incriminatorios, la Unidad Contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedad Documental (UCRIF) de la Policía Nacional ha procedido a la detención en la localidad de Los Alcázares de los principales investigados y a su posterior puesta a disposición de la autoridad judicial.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba