Sucesos

Detienen en Cartagena a los miembros de una supuesta red de trata de seres humanos después de hacer llegar a costa a 12 migrantes

La Guardia Civil y la Policía Nacional

Detienen a los miembros de una supuesta red de trata de seres humanos después de hacer llegar a costa a 12 migrantes

La Benemérita detectó una embarcación sospechosa mientras navegaba en aguas de Cabo Tiñoso-Cartagena, por lo que fue interceptada por una patrullera del Cuerpo
La actuación conjunta de ambos Cuerpos policiales permitió la detención de los tres tripulantes como presuntos autores de delitos de trata de seres humanos, contrabando y de pertenencia a organización criminal
Después de ser puestos a disposición judicial, han ingresado en prisión

Murcia, 3 de Noviembre de 2022. La Policía Nacional y la Guardia Civil de la Región de Murcia han detenido a tres personas, sorprendidas mientras navegaban en aguas de Cabo Tiñoso-Cartagena, como presuntas autoras de los delitos de trata de seres humanos, contrabando y de pertenencia a organización criminal.

La operación ha culminado, además, con la incautación de una lancha neumática de gran potencia y seis garrafas de combustible que, junto a los detenidos, han sido puestos a disposición judicial. Los tres arrestados han ingresado en prisión.

La actuación se inició cuando la Benemérita detectó la presencia de una embarcación, cuya posición, envergadura y rumbo hizo sospechar que podía tratarse de una lancha de alta velocidad de las habitualmente empleadas para la introducción de sustancias estupefacientes y migrantes a través de las costas murcianas.

Para verificar tal hallazgo, agentes del Servicio Marítimo Provincial de la Benemérita se desplazaron al lugar y, después de un minucioso rastreo de la zona, localizaron la lancha, que navegaba sin luces al amparo de la oscuridad.

Al verse sus tripulantes descubiertos, emprendieron su huida a gran velocidad, llegando incluso a embestir en repetidas ocasiones a la embarcación policial, lo que provocó graves daños e incluso una vía de agua en la propia lancha neumática en la que viajaban.

Pese a su temerario pilotaje, los guardias civiles lograron abordarla en una peligrosa maniobra, poner a sus tres tripulantes bajo custodia policial y trasladarla hasta el Puerto de Cartagena donde verificaron que, además, transportaba seis garrafas de combustible.

Embarcaciones de alta velocidad sujetas a registro

Se trata de una lancha neumática de siete metros de eslora y un motor de 150 caballos de potencia, sin placas identificativas o números de serie que permitieran su identificación, de las clasificadas, en virtud del Real Decreto-ley 16/2018, de 26 de octubre, como embarcaciones sujetas a registro, al tratarse de naves, que por su envergadura y potencia, pueden ser empleadas como medio para la comisión de delitos de tráfico ilícito de personas y mercancías, por lo que resultó incautada y trasladada junto a los tres sospechosos hasta el puerto de Cartagena.

Es en el Puerto de Cartagena, donde la Policía Nacional y la Benemérita, fruto de la reconstrucción de los hechos y la investigación conjunta de ambos Cuerpos policiales, averiguan que los tres tripulantes eran los presuntos responsables del traslado, desde las costas argelinas, de 12 migrantes, que habían sido localizados esa  misma madrugada en la zona de costa de Escombreras-Cartagena.

                                     ‘Taxi-boat’

El viaje en este tipo de embarcación de alta velocidad supone a cada migrante un coste aproximado de 5.000 euros, mientras que en una patera convencional, no supera los 1.000 euros. El aumento del coste se debe a la duración del viaje que, en patera convencional rondaría las 15 horas, mientras que en lanchas de alta velocidad no supera las cuatro.

La embarcación incautada no contaba con las medidas mínimas de seguridad y, en la bañera, habían acomodado entre los propios migrantes, bidones de gasolina para abastecer los motores, con el consiguiente riesgo de deflagración.

De esta forma, los investigadores concluyeron que esta embarcación, dotada de un motor de 150 caballos de potencia –valorada en 20.000 euros– supuestamente se encontraba, en el momento de su interceptación, de regreso a las costas argelinas.

La investigación ha culminado con la detención de los tres tripulantes –hombres, de nacionalidad argelina, de 19 y 26 años– como presuntos autores de los delitos de trata de seres humanos, contrabando y de pertenencia a organización criminal.

Los arrestados, la embarcación y el combustible intervenido, así como las diligencias instruidas por la Policía Nacional y la Guardia Civil, han sido puestos a disposición del juzgado de Instrucción número 3 de Cartagena (Murcia), cuyo titular ordenó el ingreso en prisión de los tres detenidos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba