Universidad e innovación

Dos profesores de la UMU coordinan “Aulas abiertas a la inclusión”, un libro sobre el alumnado con necesidades educativas especiales

Dos profesores de la UMU coordinan “Aulas abiertas a la inclusión”, un libro sobre el alumnado con necesidades educativas especiales

Pilar Arnaiz y Andrés Escarbajal recogen en la publicación recientes investigaciones sobre el tema

Acaba de publicarse “Aulas abiertas abiertas a la inclusión”, un libro coordinado por los profesores de la Universidad de Murcia Pilar Arnaiz Sánchez y Andrés Escarbajal Frutos. El libro tiene su origen en un proyecto de investigación I+D+i, de “Medidas específicas de atención a la diversidad: evaluación de las aulas abiertas especializadas en la Región de Murcia (EDU2016-78102-R), subvencionado por el Ministerio de Economía y Competitividad,

El volumen intenta recoger las voces de los implicados en este modelo de escolarización, con el fin de tener una visión lo más completa posible sobre el tema. Además de incluir distintas visiones relacionadas estrictamente con España y sobre todo con la Región de Murcia, el libro recoge aportaciones de varios autores internacionales de reconocido prestigio que analizan diversa problemática de interés para nuestro país.

Entre los capítulos se incluye uno escrito por Federico Waitoller, profesor de la Universidad de Illinois en Chicago, sobre la educacióninclusiva en el marco geopolítico que compone Estados Unidos, unode la italiana Michelle Pieri sobre la inclusión escolar y la discapacidad grave y otro de Bronagh Byrne y Laura Lundy, que analiza los derechos y opiniones de los niños con discapacidad en el Reino Unido. Otros temas abordados por el libro son el recorrido por las normativas puestas en marcha para la atención a la diversidad, la atención educativa del alumnado que precisa apoyo generalizado en las aulas abiertas o la necesidad de coordinación de los profesionales que intervienen en estas aulas, así como otros sobre la importancia de escuchar la voz del alumnado en situación de (dis)capacidad en los procesos de investigación y evaluación escolar, tan silenciada a lo largo de mucho tiempo, o la necesidad de una investigación ética en educación que garantice la equidad, la inclusión, y que considere los valores en torno a las mismas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba