Opinion_Actualidad

El auge ultraderechista actual tiene su origen en la Transición… por Francisco Atanasio

Francisco Atanasio Hernández                                                           5-5-2021

EL AUGE ULTRADERECHISTA ACTUAL TIENE SU ORIGEN EN LA TRANSICIÓN Y POSTERIOR PERMISIVIDAD DE LOS PODERES PÚBLICOS SUPUESTAMENTE DEMOCRÁTICOS

Ahora que no hay procesos electorales a la vista, creo que es el momento de dar algunas razones del auge de la ultraderecha en España, para que no se me enfaden ni los patriotas de toda la vida, ni los revolucionarios de siempre, en un tiempo en el que este cáncer debería de haber sido extirpado hace ya muchos años, concretamente en la misma transición.

Siempre he sido y seré antifascista mientras viva, pero con la verdad por delante, nunca manipularé la realidad ni apoyaré a los manipuladores bajo ningún concepto.

Así se las gastaban algunos sindicalistas de los sindicatos mayoritarios de los años 80 y 90 en algunas fábricas, y esto es lo que pusieron en el exterior de mi taquilla en septiembre de 1998

Durante la campaña electoral de Madrid, las amenazas por carta se convirtieron en protagonistas, pero antes, en las décadas de los años 80, 90 y 2000, se dieron lugar amenazas de muerte que tuvieron muy poca difusión en la prensa de la época, primero porque no fueron dedicadas a políticos o sindicalistas famosos, segundo porque durante el felipismo y posteriores gobiernos los poderes públicos y los medios de comunicación eran muy respetuosos con los franquistas, y luego porque no existían las redes sociales de la actualidad.

Pero en esos años, los fascistas reconvertidos en demócratas no se andaban por las ramas, y cuando veían su poder desmoronarse inmediatamente echaban mano a la amenaza, incluso de muerte, unas veces te llamaban a deshoras para insultarte y atemorizarte, otras te mandaban a sus berman para que te enseñaran sus músculos y quien mandaba allí, y en menos ocasiones te ponían un mensaje amenazante en la taquilla, pero luego sus secuaces utilizaban el sistema nazi del boca oído para darle la vuelta a la amenaza, y aunque tuvieras el panfleto utilizado por los delincuentes, ellos divulgaban por ahí entre sus parroquianos que “se lo ha hecho él mismo”. Curiosa coincidencia con las palabras de los nazis de VOX en el caso de las cartas con balas a Iglesias y otras personalidades.

Por otro lado, los fascistas, cómodamente instalados en las organizaciones sindicales y políticas de izquierdas, se dedicaron a trepar en la sociedad a costa de la pérdida de credibilidad de los partidos y sindicatos que los protegían y protegen “prietas las filas”, y cuando algún crítico como yo, en sus escritos les saca los colores públicamente por sus corruptelas y/o incoherencias, entonces acuden a la Justicia en “defensa del honor” muy orgullosos, de la protección especial que tienen los corruptos en este país. Yo sé algo de esas impresentables denuncias, porque he sufrido dos de ellas, una durante mi vida laboral y sindical en sindicatos minoritarios, y otra después, ambas de dirigentes sindicales muy bien respaldados por organizaciones populares e institucionales, como Dios manda.  

Por lo tanto, que nadie se las de de nuevo en el apartado de las amenazas y la violencia ultraderechista, algunos lo hemos padecido durante muchos años, y ningún partido ni sindicato dedicó un minuto de su tiempo en denunciarlo y ponerse del lado del amenazado, expulsando de sus filas a los que habían demostrado con creces que no tenían nada de democráticos, todo lo contrario, algunos de esos ascendieron en el escalafón laboral y social, mientras las purgas sindicales y políticas las padecieron y las padecen los de siempre, los demócratas.

Y es que, la hipocresía de la sociedad no tiene límites, las organizaciones populares y la gente en general defiende solamente a los de su banda, familia, tribu, clan, socios, mafia, o como quiera que se les llame, a los que vayan por libre como yo, que les den.