Sociedad y Cultura

El Castillito elige los mejores belenes de Cartagena Norte

Cesáreo Vidal Costa, quien ha efectuado su montaje en el jardín de entrada de su vivienda, y Breogán y Ramón Menéndez, quienes han incorporado figuras de reconocidos imagineros belenistas, son los triunfadores de la octava edición convocada en Los Dolores, Hispanoamérica, San Cristóbal y Polígono Santa Ana por la plataforma cultura para conservar y potenciar esta tradición.
Cesáreo Vidal Costa se ha convertido en el primer vecino de Cartagena Norte que repite éxito en el concurso de belenes de Cartagena Norte que convoca la plataforma cultural El Castillito. Lo hizo en la primera edición, hace casi una década, y lo ha vuelto a conseguir ahora con un montaje llevado a cabo en la entrada de su jardín de la dolorense calle de Cuatro Santos (número 79), el cual puede ser visitado por los viandantes, tanto para contemplar las escenas como el sonido e iluminación que acompañan el trabajo. Lo montó el 8 de diciembre y lo mantendrá hasta San Antón (17 de enero). Cesárea lleva dos años montando el Nacimiento y es un gran enamorado de este mundillo belenista.
En cuanto a la categoría de belenes de gran tamaño, el triunfo ha sido para Ramón Menéndez Hermida y para su hijo, Breogán Menéndez Andión, otros dos apasionados de esta tradición. El pasado año ganaron el premio de El Castillito al Belén familiar y ahora lo consiguen en la otra modalidad con un nuevo diseño sobre una superficie de 1,90 por 1,35 metros plagado de detalles, con una secuencia rigurosa de las diferentes escenas y con la incorporación de figuras del prestigioso imaginero José Luis Mayo Lebrija.
Hubo más candidatos y no fue fácil resolver para el jurado, integrado por seis personas, quienes invitan a los que no han conseguido premio que vuelvan a presentar candidatura e próximo año y a que lo hagan más vecinos, recordando que la categoría de ‘Belén familiar’ se centra en los pequeños montajes de los hogares.
También indicar que la plataforma cultural abordará en una próxima reunión si cambia una de las bases del certamen, en concreto, la que recoge que el ganador de una edición no puede aspirar al premio en la misma categoría durante cinco años. La idea es reducir ese tiempo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba