ActualidadDestacadas

El Consejo de Gobierno aprueba un techo de gasto para 2022 que supera los niveles previos a la pandemia

El Consejo de Gobierno aprueba un techo de gasto para 2022 que supera los niveles previos a la pandemia

 

El límite máximo de gasto no financiero sube casi 500 millones hasta alcanzar los 5.273 millones de euros, aunque baja 104 millones con respecto a 2021 por la caída de recursos procedentes del Estado

 

La caída de recursos procedentes del Estado, superior a 650 millones, se ve mitigada por los fondos europeos Next Generation, la obligada devolución del IVA y la mejora prevista en la economía regional

 

El Consejo de Gobierno aprobó hoy, a propuesta de la Consejería de Economía, Hacienda y Administración Digital, el límite máximo de gasto no financiero de los presupuestos de la Comunidad para el ejercicio 2022, conocido como techo de gasto, que se situará en 5.273,8 millones de euros. Este techo de gasto supera en 494,5 millones los niveles previos a la pandemia, aunque supone una bajada de 104,7 millones con respecto al año pasado como consecuencia de la caída de los recursos procedentes del sistema de financiación autonómica, la eliminación del fondo Covid y la reducción del objetivo de déficit.

 

La aprobación de este techo de gasto para la Administración regional y sus organismos autónomos marca el inicio de la tramitación parlamentaria del proyecto de Presupuestos Generales de la Comunidad para el ejercicio 2022.

 

El cálculo de este límite máximo de gasto no financiero viene determinado por el cuadro macroeconómico regional y por la previsión de ingresos, de los que tres cuartas partes proceden del sistema de financiación autonómica y cuyo cálculo se realiza a partir de la suma de los ingresos no financieros, el objetivo de déficit y los ajustes de contabilidad nacional.

 

Reducción de fondos del Estado

 

La caída de los recursos procedentes del Gobierno central es de 656 millones de euros, una bajada que se ve mitigada hasta los 104,7 millones fundamentalmente por tres razones: la llegada de los fondos europeos Next Generation, el incremento en la recaudación de impuestos y la obligada devolución del IVA de 2017.

 

La previsión de ingresos no financieros para 2022 asciende a 4.893,6 millones, lo que supone 70,8 millones menos que los previstos en 2021. Las tres cuartas partes proceden del sistema de financiación autonómica, que arroja una bajada de 160,3 millones respecto a 2021. La rebaja por parte del Ministerio de Hacienda del objetivo de déficit al 0,6 por ciento del PIB supondrá la pérdida de otros 146 millones de euros.

 

A esta reducción de ingresos hay que sumar la decisión del Gobierno central de no mantener el fondo Covid, fondo de ayuda extraordinario para hacer frente a la pandemia y minimizar sus daños y por el que en 2021 la Región contó con 350 millones de euros.

 

El consejero de Economía, Hacienda y Administración Digital, Luis Alberto Marín, recordó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que “ya el año pasado advertimos de que lo peor estaba por llegar si no se reformaba de manera urgente el sistema de financiación autonómica. Ha pasado un año y no sabemos nada de esa reforma, pero no vamos a permitir que esta bajada de los recursos procedentes del Estado suponga una merma en la calidad de los servicios públicos que reciben los ciudadanos de la Región”.

 

“Llevamos ya dos años luchando contra los efectos devastadores de la pandemia, y 2022 debía ser el punto de inflexión a partir del que pudiésemos despegar gracias al poder transformador de los fondos europeos, pero en lugar de eso nos encontramos con que el Gobierno central nos recorta los recursos. No son las cifras que nos gustarían, pero es el techo de gasto con el que tenemos que apuntalar la reactivación social y económica”, señaló.

 

Crecimiento del 5,2 por ciento en 2022

 

Las cifras que acompañan al techo de gasto del presupuesto para 2022 incluyen la estimación de las magnitudes macroeconómicas de la Región. En lo que se refiere a la evolución del Producto Interior Bruto (PIB), las estimaciones realizadas por los técnicos apuntan a que el año 2021 se cerrará con una subida del 5,6 por ciento, un crecimiento que previsiblemente se moderará hasta un 5,2 por ciento durante el ejercicio 2022.

 

En cuanto al comportamiento del empleo, se prevé que 2021 se cerrará superando en un 4,5 por ciento el nivel de empleo que había antes de la pandemia, un crecimiento que se mantendría durante 2022 a un ritmo del 3,6 por ciento, que permitiría que el número de empleos al cerrar el año alcance los 663.000. La tasa de paro, según estas estimaciones, se situaría en el 13,6 por ciento, casi un punto por debajo del dato nacional (14,4).

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba