Sociedad y Cultura

El director del Medio Natural asiste a la instalación de una isla-refugio para la malvasía blanca en Cabezo Beaza

El director del Medio Natural asiste a la instalación de una isla-refugio para la malvasía blanca en Cabezo Beaza

 

El director general del Medio Natural, Fulgencio Perona, asistió hoy a la instalación de una isla-refugio en las lagunas de Cabezo Beaza para la protección de la malvasía cabeciblanca, dentro del plan de recuperación de esta especie, aprobado por el Gobierno regional en 2016, que está permitiendo su conservación en diferentes humedales. Al acto asistieron la concejala de Infraestructuras, Servicios y Litoral del Ayuntamiento de Cartagena, María Luisa Casajús, y la consejera delegada de Hidrogea, Inmaculada Serrano.

 

Perona destacó la importancia de la instalación, “ya que en el año 2020 la malvasía cabeciblanca sólo estaba presente como reproductor en tres comunidades autónomas: Murcia, Andalucía y Valencia. En nuestra región se reprodujeron 26 parejas, el 28 por ciento del total nacional, y nacieron 73 pollos, un 27 por ciento del total”.

 

Para el director general, “la situación de la especie en la Región se encuentra estabilizada, y se mantiene en sus principales humedales: Lagunas de Campotéjar (Molina de Segura), Lagunas de Las Moreras (Mazarrón), Lagunas de las Salinas (Alhama de Murcia), Lagunas del Cabezo Beaza (Cartagena) y Embalse de Santomera. En los dos últimos años se ha incorporado un nuevo ámbito, las Lagunas de Condado de Alhama (Alhama de Murcia)”.

 

De la importancia de las lagunas de Cabezo Beaza da muestra el hecho de que en septiembre acogen la mayor concentración postreproductora de malvasía en la Región de Murcia. En 2019 se contabilizaron 114 individuos y en 2020 fueron 154, aunque hay registros muy superiores, como en octubre del año 2016, con 404 individuos.

 

La plataforma flotante está construida sobre un bastidor de listones de madera y flotadores de policloruro de vinilo. En su interior se ha introducido vegetación palustre que proporciona una zona de refugio natural, para que pueda servir como lugar de cría para la malvasía cabeciblanca. Entre las especies vegetales están la anea, el lirio de río y el junco. Una vez instalada la isla, se hará un seguimiento durante la época de reproducción de las aves acuáticas (junio-agosto) y posteriormente labores de mantenimiento de la plataforma y de renovación de  la vegetación que se encuentre deteriorada.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba