ActualidadDestacadas

El Gobierno local aprueba la deflactación de tasas e impuestos para 2023

La Junta de Gobierno local, reunida esta mañana, bajo la presidencia de la alcaldesa, Noelia Arroyo, ha aprobado la modificación de las ordenanzas de impuestos, tasas y precios públicos del Ayuntamiento para el ejercicio 2023, que prevé la deflactación de tasas e impuestos municipales.

Según ha destacado Noelia Arroyo, la nuevas ordenanzas fiscales contemplan la congelación de tasas y precios públicos,más ayudas para las familias y para la generación de empleo y vivienda.

“Por tercer año consecutivo en Cartagena no se pagará por abrir o traspasar un negocio, y será el segundo año en el que decidimos no aplicar la subidas del IPC a las tasas y precios públicos!”, ha explicado la alcaldesa, que ha precisado que “solo estas medidas suponen un ahorro de 6,5 millones en tasas a las familias, que seguirán en los bolsillos de los cartageneros para ayudarles en estos momentos de crisis”.

Los cálculos municipales estiman que la actualización del 8,9% del IPC en las tasas y precios públicos para 2023 hubieran supuesto un aumento de la recaudación de 3,8 millones de euros.

“Estas medidas las mantenemos pese a que está prevista una subida de los salarios de los funcionarios, que va a suponer un aumento de un mínimo de 4,5 millones de euros en gastos de personal entre este año y el que viene. Sube la energía, suben los contratos y suben los sueldos, y nosotros no podemos cargar todos esos costes sobre el bolsillo de los cartageneros. Por eso desde los ayuntamientos y la FEMP venimos pidiendo que el Gobierno de la Nación habilite un fondo de compensación y nos adelante fondos de los ingresos extraordinarios que viene recaudando” ha reclamado Arroyo.

AYUDAS PARA FAMILIAS, ALQUILERES SOCIALES Y REHABILITACIÓN DE VIVIENDAS

Las ordenanzas fiscales recogen además más ayudas para las familias, al aumentar en un 15% el número de familias numerosas con derecho a una reducción de hasta el 90 % en el Impuesto de Bienes Inmuebles. Bonificaciones que supondrán un ahorro para más de 800 familias cartageneras.

“Creemos firmemente en el valor social de la familia, que la hace merecedora de una protección social, económica y jurídica a la que debemos contribuir los ayuntamientos en la medida de nuestras posibilidades, y una manera de hacerlo es bajando impuestos”, ha argumentado la alcaldesa.

Igualmente se reduce un 90% el IBI a los propietarios que alquilen sus viviendas a través del ayuntamiento o de ONGs para ampliar el parque de viviendas sociales en Cartagena; y se mantienen las bonificaciones para favorecer la eficiencia energética, como es la reducción del impuesto de circulación de los coches eléctricos, o bonificaciones en el IBI e ICIO para fomentar la instalación de placas fotovoltaicas.

“También queremos ayudar a la rehabilitación de barrios con problemas de vivienda y de envejecimiento de inmuebles, y por eso mantenemos el 50% en la bonificación del ICIO para los barrios de Lo Campano, Los Mateos, Santa Lucía, Villalba, Virgen de la Caridad y San Antón; al igual que , mantenemos la bonificación del 99%.de las plusvalías municipales debido a transmisiones mortis causa” ha señalado Noelia Arroyo, quien ha recordado que “hemos adoptado otras decisiones dirigidas al ahorro en las pequeñas y medianas empresas, como la rebaja del 20% en la tarifa del agua para el comercio y la hostelería, además de congelar la tarifa doméstica”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba