Región

El grupo parlamentario liberal contrapone las medidas del Ejecutivo regional con el “ataque constante” a la Región por parte de Sánchez

 El portavoz liberal, Francisco Álvarez, carga contra los “palos en las ruedas” que el Gobierno nacional pone al desarrollo económico e infraestructuras, así como contra su “dejadez” en el Mar Menor

Cartagena, miércoles 29 de junio de 2022. El grupo parlamentario liberal (Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía) ha contrastado el “ataque constante” por parte del Gobierno de Sánchez a los intereses de la Región con las medidas “correctoras y el buen hacer por parte del Gobierno Regional para mejorar la vida del millón y medio de murcianos”. En su discurso durante la segunda sesión del Debate del Estado de la Región, el portavoz liberal, Francisco Álvarez, ha contrapuesto “el castigo del señor Sánchez por no someternos a sus designios”, en referencia a la fracasada moción de censura, con la actuación del Ejecutivo regional, especialmente en la gestión de la pandemia, la crisis del Mar Menor y la gestión económica: “Vincular la subida de la energía eléctrica, la gasolina o la inflación a factores externos solo reveló la simpleza de las mentiras de Sánchez, que desprecia la inteligencia de unos ciudadanos a los que consideran poco menos que súbditos”, ha afirmado Álvarez en su discurso.

Un discurso que ha arrancado refiriéndose a la moción de censura como “una conspiración política alimentada por la ambición personal”. A su juicio, “la lealtad es anteponer los principios y mantener la palabra dada, porque si a un político con principios lo obligan a elegir entre su partido y los ciudadanos, siempre se inclinará del lado de los ciudadanos”. El fracaso de la moción “solo acrecentó el castigo de Sánchez a la Región”, especialmente en materia de financiación autonómica o el “injusto reparto” de los fondos Covid. “Su criterio es, y nunca mejor dicho, a Murcia, ni agua”. Precisamente el ‘hachazo’ al Trasvase Tajo-Segura ha servido a Álvarez para recordar a un socialista, Indalecio Prieto, que calificó ya en 1932 a los opositores a esta infraestructura de “miserables traidores a España”, y para recordar que a pesar de la “obsesión” con el Tajo-Segura, en España “hay otros 15 trasvases, mientras la alternativa de la desalación no vive su mejor momento, duplicando en cuatro años el precio del agua para los regantes”.

Álvarez también ha puesto el acento en el alza de precios que “ahoga la economía, frena nuestro crecimiento e impacta en la inflación y la competitividad”, y frente a ello, “como con la pandemia, sus medidas llegaron tarde y han resultado parches de escaso impacto real”. El portavoz liberal ha criticado la “injerencia” y la “colonización” de las instituciones del Estado, especialmente el poder judicial “solo porque sus sentencias contradecían sus caprichosos deseos” o la “degradación” a la que ha sometido al CNI, el CIS y más recientemente al INE, “por no hablar del indisimulado asalto a INDRA”.

En su línea de confrontar las medidas del Gobierno regional con el maltrato por parte de Sánchez, el portavoz liberal ha contrapuesto el “panorama desolador en infraestructuras” y la “isla ferroviaria” en que ha convertido la Región con el reciente Pacto Social por las Infraestructuras. Sobre el Mar Menor, Álvarez ha reiterado que “mientras Sánchez y Ribera ‘prometen’ y ‘anuncian’ sin actuar, nuestra laguna salada sigue envenenándose a través de ramblas como la de El Albujón”. Frente a estas “promesas vacías”, el Gobierno regional “ha retirado 10.500 toneladas de biomasa de la laguna evitando nuevos episodios de anoxia, duplica las inspecciones de los regadíos ilegales, prohíbe las transformaciones de secano a regadío a menos de 1.500 metros del mar e invierte 32 millones de euros en 16 balsas para la reducción de nitratos”.

En su intervención final, el portavoz ha afirmado la vigencia de los principios liberales en la Región, en la que “no vamos a seguir consintiendo que nos digan cuánta carne tenemos que comer, qué partes de la Historia van a estudiar nuestros hijos o cuánto podemos cobrar por el alquiler de nuestra vivienda. No vamos a dejar que sigan subiendo impuestos para sufragar sus ministerios vacíos o sus ejércitos de asesores y niñeras. No vamos a dejar que sigan empobreciendo a nuestra clase media, que sigan exprimiendo a los autónomos mientras gastan el dinero que no tienen y condenen a nuestras generaciones futuras a soportar la losa de una deuda inasumible”. Álvarez ha cerrado su discurso afirmando que “resistiremos hasta que los españoles les saquen de La Moncloa porque lo que está en juego es el futuro de nuestro modelo de democracia liberal. Y en ese empeño estaremos del lado de este Gobierno regional y de unas políticas que creemos correctas y adecuadas para garantizar el futuro del millón y medio de habitantes de esta gran Región”.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba