Sociedad y Cultura

El Hospital Santa Lucía pone en marcha una consulta de enfermería pionera en la Región para tratar heridas crónicas

El Hospital Santa Lucía pone en marcha una consulta de enfermería pionera en la Región para tratar heridas crónicas

Se coordinará con las diversas especialidades médicas para poder dar el tratamiento multidisciplinar más adecuado y mejorar la calidad asistencial acortando los tiempos de espera 

 

El Hospital General Universitario Santa Lucía ha puesto en marcha la primera Consulta de enfermería de Heridas Crónicas, a través de la cual enfermería especializada se encargará de atender a los usuarios del Área de Salud de Cartagena en riesgo potencial o con deterioro de la integridad de la piel. 

En ella, se van a tratar lesiones de la piel desde el conocimiento enfermero y que abarcan desde heridas de patología vascular, úlceras por presión, pie diabético y otro tipo de lesiones.

Esta unidad se coordinará con las diversas especialidades médicas, a través de interconsultas, para poder dar el tratamiento multidisciplinar que corresponda a cada caso.

El objetivo de esta nueva unidad, por tanto, será servir de apoyo y asesoramiento en el cuidado de las heridas, atender a pacientes con lesiones complejas de evolución tórpida y mejorar la calidad asistencial de los profesionales de enfermería con la implementación de las pautas adecuadas en cada caso.

Esta iniciativa pretende potenciar un modelo de trabajo enfermero basado en la evidencia científica y en las buenas prácticas clínicas, aportando mayor calidad y seguridad en la atención de nuestros pacientes.

Así, en las unidades de hospitalización, el profesional de enfermería atenderá al paciente ingresado con herida de evolución tórpida, revisando el proceso y factores de riesgo, consensuando con el personal de enfermería las recomendaciones que se precisen de prevención y tratamiento.

En la consulta de enfermería ofrecerá atención y seguimiento de los pacientes con lesiones en miembros inferiores, úlceras por presión y otras heridas crónicas en el ámbito del área de salud y se coordinará con el personal de enfermería de atención primaria para consensuar entre ambos niveles asistenciales los planes de cuidados.

También, a través de la Interconsultas No Presenciales (INP) asesorará al personal de enfermería de atención primaria sobre el tratamiento de heridas de evolución tórpida evitando así el desplazamiento del paciente a atención especializada dentro del Plan de Continuidad de Cuidados para mejorar la atención de estos  pacientes que sufren complicaciones de úlceras y otras lesiones crónicas y que acuden a su centro de salud.

Así, no sólo podrán beneficiarse los usuarios, a los que se les intentará acortar posibles tiempos de espera y mejorar su calidad de vida dentro de las posibilidades que una herida crónica permite, sino también los profesionales que podrán contar con una figura referente experta en heridas.

Heridas crónicas

La prevención y tratamiento de las heridas crónicas es fudamental dada la implicación que tiene la aplicación de una buena terapia en el tratamiento de estas lesiones para la evolución de los pacientes.

Este tipo de herida se produce sobe todo en pacientes encamados, crónicos, de larga duración y con movilidad reducida.

Las ulceras por presión (UPP) se consideran un problema de salud y están recogidas como un criterio de calidad por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por el Ministerio de Sanidad y Política Social que incluyó las UPP como un efecto adverso dentro del Plan de Calidad del Sistema Nacional de Salud.

Estudios sobre mortalidad estiman que de cada 100.000 defunciones en España 165 están relacionadas con UPP, pudiéndose prevenir con las tecnologías actuales hasta un 95 por ciento de ellas.

Por otro lado,  las ulceras venosas, afectan a unas 480.000 personas en España, sobre todo  mayores de 65 años.  Son lesiones recurrentes por lo que requieren tratamientos de larga duración hasta su resolución.

Dada la evolución constante de los productos para el tratamiento de heridas y el deber de mejorar la calidad asistencial es preciso formarse continuamente a fin de abordar estas heridas desde una perspectiva integral y eficiente.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba