Actualidad

El Partido Cantonal denuncia que la Plaza de la Merced espera un año el estudio sobre su remodelación que prepara la UPCT

La Plaza de la Merced espera un año el estudio sobre su remodelación que prepara la UPCT

El Ayuntamiento encargó el trabajo, con finalización prevista en la pasada primavera, para la definición de las bases arquitectónicas del nuevo Lago

Abandonada durante lustros. En el corazón de Cartagena asoma un lugar emblemático que ha quedado en el olvido más absoluto: la Plaza de la Merced. El actual Gobiernomunicipal encargó un estudio a la Universidad Politécnica de Cartagena el verano pasado en busca de un nuevo diseño urbanístico que agrade al conjunto de la ciudadanía. Parecía que la dejadez de las autoridades locales respecto al Lago tocaba a su fin. Pero el trabajo tenía como fecha de conclusión la pasada primavera y nada saben los cartageneros sobre el mismo más allá de unas encuestas de opinión en el propio enclave que tuvieron lugar a principios del mes de mayo.

Este informe, bajo la dirección del profesor Jaume Blancafort (UPCT), buscael consenso de los diferentes colectivos relacionados con el entorno como el Museo Regional de Arte Moderno, Cáritas, el Colegio Patronato del Sagrado Corazón de Jesús, la Residencia Orpea, la Real Asociación Canónica del Cristo de la Misericordia, la ONCE, la Casa del Estudiante de la UPCT, el Colectivo la Huertecica, la Concejalía de Servicios Sociales, la Escuela Infantil de la Milagrosa o la Federación de Asociaciones de Vecinos. Un paso previo para el lanzamiento de un definitivo concurso de arquitectura que recoja de forma pormenorizada las características de la renovación que desea la sociedad cartagenera.

Entre el retraso de la investigación universitaria, el plazo de elaboración del posterior certamen de ideas, que como mínimo llevará seis meses, el periodo de alegaciones del mismo, la redacción del proyecto seleccionado con al menos otros seis meses más de tiempo, la licitación de la obra y la posterior ejecución de la misma, los vecinos ven muy lejos una actuación que, a todas luces, no admite más demoras.

La Plaza de la Merced acumula la indiferencia de los anteriores primeros ediles de la ciudad. Con Pilar Barreiro (PP) agonizó hasta el mal estado actual. El exalcalde José López (MC) propuso una solución de micropilotes que sustentaran una solera horizontal de hormigón que cubriría el yacimiento nico-romano del subsuelo.López prometió esta rehabilitación del Lago con el superávit del presupuesto municipal de 2016 y cuyo coste rondaría los 400.000 euros. Fue uno más de los muchos compromisos sin concreción alguna de sus dos años de alcaldía y, eso sí, la vergüenza del cubrimiento del lado oeste de la plaza con una torta de cemento sin enlosado alguno. Sonrojo aún a día de hoy para autóctonos ante la mirada atónita de los visitantes.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba