Región

El presidente de la Asamblea insta a la suma de esfuerzos individuales y colectivos y apela a la sensatez de una sociedad comprometida

El presidente de la Asamblea insta a la suma de esfuerzos individuales y colectivos y apela a la sensatez de una sociedad comprometida

Cartagena, 23 de Diciembre de 2020

     Con mascarilla y desde distintas estancias de la sede parlamentaria, el presidente de la Asamblea Regional de Murcia ha grabado el tradicional mensaje de Navidad para desearle unas felices fiestas y un feliz año nuevo a los ciudadanos, y transmitirles unas palabras de esperanza.

     Alberto Castillo ha recordado las vicisitudes de la pandemia provocada por la covid-19 y ha tenido un recuerdo muy especial para nuestros mayores, sus principales víctimas. “La generación de la posguerra, que trabajó denodadamente para salir adelante y darnos a sus hijos un mundo mejor, ha sido la gran olvidada de esta crisis. Su esfuerzo individual y colectivo fue clave para transformar una España destruida por la guerra en un país de progreso y oportunidades.  Su espíritu de concordia, el puntal necesario para que España abrazara la democracia y la libertad en un proceso pacífico, admirado a nivel mundial. Nuestra deuda con ellos es descomunal. Es nuestro deber protegerles. Ahora son ellos los que nos necesitan y nosotros, quienes tenemos que estar a la altura de las circunstancias”.

     El presidente de la Asamblea ha instado a extraer enseñanzas de la crisis sufrida y a mejorar tanto desde el punto de vista individual como colectivo.

     “La pandemia ha puesto sobre la mesa un puñado de certezas. Entre ellas que la globalización y el cambio climático no son cuentos chinos, sino realidades que condicionarán -deben hacerlo- nuestra manera de hacer política y de estar en el mundo. La crisis del coronavirus ha evidenciado asimismo la importancia de la cooperación y de la coordinación entre distintas entidades y administraciones y la impagable ventaja de contar con una sanidad pública potente. Esta pandemia ha mostrado el rostro de miles de personas anónimas , que han pasado de ser nuestros amigos y nuestros vecinos, a convertirse, muy a su pesar, en auténticos héroes. Tenemos que valorar el ingente esfuerzo de cientos de miles de operarios y de trabajadores de servicios esenciales, cuya labor, a menudo ninguneada, ha sido clave para que todos pudiéramos vivir esta crisis con una cierta normalidad. A todos ellos mi agradecimiento más sincero por su profesionalidad, y porque su esfuerzo individual es el ejemplo idóneo para ilustrar otra de las enseñanzas de esta pandemia:  el devenir de una Comunidad depende en buena parte de la actuación de cada una de las personas que la componen”.

     Al hilo de esta reflexión, el presidente de la Asamblea ha hecho un  llamamiento a la responsabilidad individual.  “El comportamiento de todos y cada uno de nosotros sigue siendo clave para controlar la pandemia y evitar un nuevo repunte, con más afectados, más fallecidos y nuevas medidas de excepción, que dañarían aún más nuestra economía, y provocarían más precariedad y más desempleo. Por ese motivo apelo a la sensatez de una sociedad comprometida; de nuestros actos, de todos,  depende nuestro futuro. No puede entenderse una sociedad moderna si ésta no tiene en cuenta la repercusión que puedan  tener sus decisiones para sus mayores y las generaciones futuras. Todos somos necesarios. Todos sumamos”.

     Castillo ha concluido deseando una Feliz Navidad y un esperanzador 2021, en el que la suma de esfuerzos individuales y colectivos consiga poner fin a la pandemia y podamos recuperar nuestras vidas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba