Sociedad y Cultura

El Secretario General de la Cámara de Comercio de Cartagena, Ramiro Alonso, se ve forzado a pedir amparo ante la Consejera de Empresa, Empleo, Universidades y Portavocía de la Región ante los injustificados y desafortunados ataques en prensa de D. Miguel Martínez a su persona

El Secretario General de la Cámara de Comercio de Cartagena, Ramiro Alonso, se ve forzado a pedir amparo ante la Consejera de Empresa, Empleo, Universidades y Portavocía de la Región ante los injustificados y desafortunados ataques en prensa de D. Miguel Martínez a su persona

 

El Secretario General de la Cámara de Comercio de Cartagena, en una situación inaudita y sin precedentes en la historia de esta Cámara de Comercio, se ha visto obligado a tener que recurrir a solicitar el amparo en el ejercicio de su cargo y de las responsabilidades inherentes al mismo, de la propia Consejería, en su condición de administración tutelante, ante lo que considera graves e infundados ataques y descalificaciones hacia su persona vertidas pública e injustificadamente por el Sr. Presidente de la Corporación, D. Miguel Martínez, en entrevista aparecida en la página 12 de la Verdad de hoy.
Con ello solicita que por parte de la Consejería se intervenga y cautele la situación generada, poniendo fin a esta campaña de descrédito y desprestigio, cuyo principal objetivo es socavar la reputación y la imagen de este Secretario, silenciarlo, y tratar de propiciar por esta vía su posterior despido, dado que en la sesión plenaria celebrada el pasado día 30 de agosto, mantuvo, con integridad y objetividad, su reserva de legalidad a la candidatura y elección de Miguel Martínez como Presidente cameral, por entender que afrontaba ya su tercer mandato, contraviniendo así lo dispuesto en la normativa cameral.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba