Sociedad y Cultura

El último puesto que quedaba abierto en el mercado de Gisbert se traslada al de Santa Florentina

El mercado de Gisbert ya puede iniciar los trámites para dar comienzo a las obras de remodelación de lo que será la nueva plaza de abastos, una vez que el último puesto que permanecía abierto, una pescadería, se ha trasladado al mercado de Santa Florentina, donde ya está despachando sus productos.

Allí permanecerá hasta que el nuevo mercado, cuyo proyecto contempla la apertura de la fachada exterior y arreglar toda la red de instalaciones, abra sus puertas.

Una vez que se complete la reforma del espacio comercial de la calle Gisbert, se redistribuirán los puestos comerciales y se les dará contenido, con la instalación de mesas y sillas ofreciendo un ambiente gastronómico acorde con los usos que se le están dando actualmente a las plazas de abastos.

Los propios comerciantes serán los encargados de diseñar sus puestos, atendiendo al uso que se le vaya a dar.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba