Sociedad y Cultura

En el Día Internacional de la Educación, Colectivo GALACTYCO insiste en la necesidad de implementar la educación en diversidad en todos y cada uno de los centros educativos públicos y concertados de nuestra Región

En el Día Internacional de la Educación, Colectivo GALACTYCO insiste en la necesidad de implementar la educación en diversidad en todos y cada uno de los centros educativos públicos y concertados de nuestra Región.

[23-01-2021] Es bien sabido la enorme cantidad de carencias que nuestro sistema público educativo sufre, más aún en estos tiempos de pandemia: falta de docentes, ratios elevados, incluso falta de centros bien dotados. Pero no es menor ni menos importante la ya incomprensible carencia en materia educativa cuando hablamos de valores en igualdad y respeto a la diversidad.

Según la vicepresidenta de GALACTYCO, Mar Tornero, “sigue dándose una intolerable y elevada tasa de LGTBIfobia en nuestras aulas, como consecuencia de la falta de implicación institucional. Incluso dentro del propio profesorado estamos permitiendo que algo tan necesario para una convivencia saludable dentro de las aulas dependa en muchas ocasiones y exclusivamente del buen hacer y la voluntad del docente que se preocupa por informarse, al no contar éste con la obligada formación en materia de igualdad y diversidad. En este sentido queremos recordar la existencia de la Ley 8/2016 de Igualdad Social, con la que la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia adquirió el compromiso de protección de los menores LGTBI y de las Familias LGTBI. La mencionada Ley impulsa medidas conducentes a lograr el efectivo respeto en el sistema educativo de la diversidad afectivo-sexual, de género y familiar, promoviendo para ello medidas de formación en todos los niveles educativos, dirigidas tanto al alumnado como a los profesionales que se ocupan de la educación. Cinco años han pasado desde la aprobación de esta Ley y seguimos sin ver una intención clara en aplicarla”.

Para el coordinador de educación y presidente de GALACTYCO, Alberto Alba, “desde nuestro colectivo queremos denunciar, una vez más, la falta de implicación del gobierno regional para cumplir y hacer cumplir la Ley en todos los centros educativos públicos y concertados, exigiendo la formación pertinente y obligatoria del profesorado y la implementación de talleres educativos que fomenten la Igualdad, la no discriminación y el respeto a la diversidad, y por supuesto, la eliminación de toda violencia, física o verbal, por LGTBIfobia. Esta falta de implicación deja la puerta abierta a todo tipo de agresiones, cuya naturaleza sigue sin ser tratada como merece, con el objetivo claro de su total erradicación. Así seguimos encontrándonos con insultos, desprecios, peleas o vejaciones que son tratados como “cosas de niños”, naturalizando el odio a las diferentes identidades sexuales o de género, o la incomprensión a las diferentes realidades familiares. Esta omisión educativa se convierte en cómplice de la LGTBIfobia en toda su extensión, incluida la institucional, al haber asumido desde el actual gobierno regional las exigencias de un partido político con claros tintes de incomprensión e intolerancia a la diversidad”.

Recuerda Alba que, hace unos días invitábamos a las AMPAS a reflexionar y valorar la idea de cambiar su denominación y pasar a llamarse AFA (Asociación de Familias de Alumnos), o AFE (Asociación de Familias de Escolares), tal y como están haciendo en diversos centros escolares en otras comunidades autónomas. En nuestro país, la realidad de la diversidad familiar va más allá de la familia formada por un padre y una madre. En los colegios hay alumnas y alumnos con familias homoparentales, monoparentales, menores tutelados por otros familiares, familias de acogida, etc., lo que supone que estos agentes parentales y educativos quedan invisibilizados o pueden no sentirse representados por las siglas que el AMPA representa.

Para concluir, desde Colectivo GALACTYCO denuncian que este interés, que debiera ser promocionado por nuestras instituciones políticas, queda una vez más a expensas de la sociedad civil que no dejamos de pensar en el bienestar de todas y cada una de las personas que forman parte de la diversidad social que conformamos.

La Consejería de Educación trabaja ajena a estas realidades, sorda, muda y ciega al sufrimiento que aún hoy en día padecen cientos de escolares que bien se sienten excluidos, o bien se sienten rechazados por una “normalidad” obsoleta.

Reclamamos entornos educativos integradores, que fomenten el conocimiento y el respeto a las personas y a las familias LGTBI.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba